15:50 GMT +323 Noviembre 2017
En directo
    Noticias

    Rusia juega "la carta de vinos" para castigar a Moldavia

    Noticias
    URL corto
    0 310

    El jefe sanitario de Rusia, Guennadi Oníschenko, dio por "suspendidas indefinidamente" las consultas sobre la importación de vinos moldavos. Expertos consultados hoy por Nezavisimaya Gazeta opinan que Moscú castiga de esta manera a Chisinau por el reciente decreto presidencial sobre la conmemoración de "las víctimas de la ocupación soviética".

    Moscú, 15 de julio, RIA Novosti. El jefe sanitario de Rusia, Guennadi Oníschenko, dio por "suspendidas indefinidamente" las consultas sobre la importación de vinos moldavos. Expertos consultados hoy por Nezavisimaya Gazeta opinan que Moscú castiga de esta manera a Chisinau por el reciente decreto presidencial sobre la conmemoración de "las víctimas de la ocupación soviética".

    Muchos políticos moldavos, incluso en el entorno del presidente en funciones Mihai Gimpu, califican de "error" este documento polémico que, encima, califica a los militares rusos emplazados en Transnistria como "tropas de ocupación". El Tribunal Constitucional de Moldavia invalidó el decreto pero Gimpu cuestiona el veredicto y se niega a revocar su firma.

    "Lo suscribió sin calcular las consecuencias que han sido negativas, tanto en el interior del país como en materia de política externa", señaló Arkadi Barbarosh, director del Instituto de Política Social de Chisinau.

    El experto está convencido de que el jefe sanitario de Rusia criticó la calidad del vino moldavo "en plano de escarmiento" y augura que el conflicto "tendrá fuertes repercusiones sobre el rating del Partido Liberal, encabezado por Gimpu, y el Liberal Demócrata, del primer ministro Vladimir Filat, al tiempo que aportará más votos a los comunistas, dispuestos a usar las exportaciones vinícolas como argumento en la próxima campaña electoral".

    Los comicios parlamentarios en Moldavia podrían celebrarse antes de finalizar este año. La fecha exacta depende del plebiscito de septiembre próximo, en el que los moldavos dirán "sí" o "no" a la elección del jefe del Estado por sufragio directo, conforme a la práctica existente hasta 2000.

    Hoy en día, el presidente de Moldavia es elegido dentro del Parlamento pero la coalición gobernante de cuatro partidos liberales y los comunistas, que están en oposición tras ocho años en el poder, no tienen mayoría suficiente para imponer a su candidato. Como resultado, el jefe del Parlamento, Mihai Gimpu, actúa como "presidente en funciones".  

    "Oníschenko reaparece cada vez que en Moldavia pasa algo incorrecto a juicio del Kremlin", comentó Alexei Malashenko, colaborador del Centro Carnegie de Moscú. Al mismo tiempo, el experto señaló que las autoridades sanitarias de Rusia "siguen desempeñando esas funciones impropias por inercia", habida cuenta de que la Comunidad de Estados Independientes (CEI) "ya no figura entre las prioridades fundamentales" de Moscú.

    La semana pasada, Rusia embargó un lote de vinos moldavos que, según las autoridades sanitarias, contienen "impurezas nocivas". El ministro moldavo de Agricultura rechazó tal acusación, tras lo cual Oníschenko ordenó suspender las consultas que mantenían desde el lunes los expertos de ambas partes. 

    En marzo de 2006, Rusia ya prohibió la importación de productos vinícolas moldavos alegando que su calidad  no respondía a los estándares rusos. El embargo se prolongó hasta noviembre de 2007.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik