En directo
    Noticias

    Lavrov: Rusia está interesada en una América Latina económicamente fuerte, políticamente estable y democrática

    Noticias
    URL corto
    0 501

    El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, concedió el pasado 25 de febrero una sesión de preguntas y respuestas a la agencia RIA Novosti, emisora La Voz de Rusia y cadena de televisión Russia Today.

    Moscú, 26 de marzo, RIA Novosti. El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, concedió el pasado 25 de febrero una sesión de preguntas y respuestas a la agencia RIA Novosti, emisora La Voz de Rusia y cadena de televisión Russia Today.

    A continuación ofrecemos algunas respuestas de Lavrov a las preguntas de nuestros lectores.

    Pregunta : Mi pregunta es con relación a los países en vías de desarrollo refiriéndome a  America del Sur, México y el Caribe. Es bien sabido por todos, la influencia que Rusia ha tenido en los últimos años en la política internacional, la seguridad y el desarrollo económico, con una visión más Humanitaria que los países occidentales, más equitativa y apegada a los Derechos Humanos. En ese contexto, ¿existe algún plan en concreto por parte de su país para impulsar el desarrollo equitativo en nuestra región, cooperar en materia de seguridad con los países que tratan de alejarse de la influencia estadounidense, y sobre todo ayudar a estos países en la adquisición de tecnologías para su desarrollo y progreso? (Miguel, EEUU)

    Respuesta: A raíz de los cambios radicales operados en las relaciones internacionales en el filo de los siglos XX y XXI y de la consolidación de las posiciones de Rusia, hemos tenido que enfocar desde una óptica nueva la situación mundial y revisar las prioridades de la política exterior rusa. A medida que aumentaba el protagonismo de nuestro país en la gestión de los asuntos internacionales, se presentaban nuevas posibilidades para su participación más activa en la solución de los problemas clave de la época contemporánea. Esto quedó refrendado en la Concepción de la Política Exterior de Rusia, aprobada en 2008.

    Según este documento, uno de los objetivos fundamentales de la política exterior es la consolidación del multilateralismo en la política mundial y en la tarea de reforzar la seguridad estratégica y regional. La articulación del sistema moderno de seguridad colectiva la relacionamos con un estable desarrollo socioeconómico de todos los países, incluyendo América Latina. Consideramos que la asistencia al desarrollo internacional debe buscar formas eficaces para eliminar los desequilibrios en el desarrollo de regiones concretas. Rusia, como país donante, va incrementando sus esfuerzos en este ámbito tan importante.

    Por lo que se refiere a las perspectivas de la política de Rusia hacia América Latina, antes que nada quisiera señalar que la formación del ordenamiento mundial multipolar tampoco ha pasado por alto este continente que se va transformando paulatinamente en uno de los nuevos centros de poder caracterizado por el más pujante desarrollo. El hecho de que el PIB de los países latinoamericanos y del Caribe haya totalizado 3 billones de dólares, atestigua su acrecida influencia en el mundo. Atribuimos especial importancia al desarrollo de una cooperación multifacética con el continente latinoamericano.

    Esta línea quedó refrendada en la Concepción de la Política Exterior de la Federación Rusa, aprobada por el presidente Dmitri Medvédev en 2008. El documento establece que el fomento de la cooperación política, económica, comercial y cultural con los Estados latinoamericanos es una de las prioridades de la actividad de Rusia en el ámbito internacional. La política de Rusia encaminada a promover la asociación con los países latinoamericanos y del Caribe tiene un duradero carácter estratégico y no está sujeta a consideraciones coyunturales. Está orientada a plasmar en proyectos mutuamente beneficiosos y en otros asuntos prácticos la aspiración de nuestros países y pueblos al acercamiento recíproco.

    Nuestras posturas sobre problemas clave internacionales son idénticas o afines. Rusia y Latinoamérica intervienen como aliados naturales en temas tan importantes como la necesidad de garantizar la supremacía del Derecho Internacional, reforzar los mecanismos multilaterales diseñados para dar solución a problemas internacionales y regionales, aumentar el protagonismo de la ONU en la gestión de los asuntos internacionales, buscar respuestas colectivas a los retos de la época contemporánea, concretamente, en lo relativo a superar las consecuencias de la crisis económico-financiera global.

    El interés recíproco por promover contactos y cooperación en diversos derroteros, los esfuerzos coherentes que se vienen aplicando desde hace años para echar sólidos cimientos políticos y económicos de la ascendiente cooperación bilateral, han propiciado un fomento sin par de las relaciones ruso-latinoamericanas estos últimos años. Baste recordar el periplo latinoamericano del Presidente ruso Dmitri  Medvédev en noviembre de 2008, en el curso del cual visitó Perú, Brasil, Venezuela y Cuba. También este año el mandatario ruso planea hacer una visita a América Latina.

    Moscú dio una cálida bienvenida a los presidentes de Argentina y Nicaragua en 2008; de los máximos dirigentes de Bolivia, Venezuela, Cuba, Chile y Ecuador en 2009. Este año ha visitado Rusia el presidente de Guyana. También en otros niveles se desarrolla un intenso diálogo.

    Se vislumbran buenas perspectivas para los intercambios comerciales entre Rusia y América Latina. Este continente hoy no sólo suministra materias primas y productos alimenticios, sino que representa interés para promover la cooperación en los ámbitos de inversión, energía, sector nuclear, exploraciones espaciales, así como técnico-militar. Las sociedades y compañías rusas, incluidos los gigantes como RUSAL, Lukoil, Gazprom, RZD (Ferrocarriles Rusos) y otros manifiestan un creciente interés por el mercado latinoamericano. Los intercambios comerciales de Rusia con Latinoamérica se han multiplicado por diez desde 1992, superando en 2008 los SU$16.000 millones. Es una cota récord. Es cierto que el año pasado, debido a la crisis, el monto de los intercambios disminuyó algo.

    Quisiera recalcar asimismo que la cooperación ruso-latinoamericana no afecta los intereses de terceros países. Todo lo contrario, consideramos que contribuye a consolidar los cimientos de un mundo multipolar.

    Oteamos con gran optimismo el futuro, confiando en el sucesivo fomento de la cooperación ruso-latinoamericana tanto sobre la base bilateral como multilateral. Sin lugar a dudas, esto será beneficioso tanto para el pueblo de Rusia como para los pueblos de los países latinoamericanos y del Caribe.

    Nuestro país está interesado en una América Latina económicamente fuerte, políticamente estable y democrática. Celebramos el reforzamiento de sus posiciones en el mundo, lo que objetivamente contribuye a la consolidación del multipolar ordenamiento mundial.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik