16:00 GMT +323 Septiembre 2017
En directo
    Noticias

    Lavrov: La adhesión de Rusia a la OMC sigue siendo nuestra meta estratégica

    Noticias
    URL corto
    Ingreso de Rusia a la OMC (118)
    0 1 0 0

    El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, concedió el pasado 25 de febrero una sesión de preguntas y respuestas a la agencia RIA Novosti, emisora La Voz de Rusia y cadena de televisión Russia Today.

    Moscú, 17 de marzo, RIA Novosti. El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, concedió el pasado 25 de febrero una sesión de preguntas y respuestas a la agencia RIA Novosti, emisora La Voz de Rusia y cadena de televisión Russia Today.

    A continuación ofrecemos algunas respuestas de Lavrov a las preguntas de nuestros lectores.

    Pregunta : ¿Por qué Rusia no entra en la OMC? ¿Qué entiende Rusia por regulación de los mercados financieros mundiales? ¿Se debe implementar una divisa de referencia mundial diferente al dólar? (Javier Colomo Ugarte, España)

    Respuesta: La adhesión a la OMC sigue siendo nuestra meta estratégica. Igual que antes, aspiramos a ingresar en esta organización en términos de honestidad, aperturismo e igualdad. Lamentablemente, las negociaciones sobre el ingreso se han dilatado, lo que, según creemos, es injustificado.

    En junio de 2009, el Consejo Interestatal de la Unión Aduanera  (Rusia, Bielorrusia y Kazajstán) resolvió que esos países pasarían a formar parte de la OMC simultáneamente y en términos homologados. Fue formada una delegación ad hoc que coordina las negociaciones de los tres países. Confiamos en que este trío recorrerá el resto de la trayectoria en plazos breves. Esta opción responde a la creciente tendencia a la regionalización en las relaciones internacionales, es decir, a la consolidación de los cimientos de la integración regional, acompañada de la institucionalización de la cooperación multilateral.

    Por lo que se refiere a la segunda parte de su pregunta, la crisis económico-financiera global ha dado una buena lección a todos. Antes que nada, puso de relieve la imperfección de los mecanismos existentes y formas de gestión de los vínculos económicos mundiales, su evidente inadecuación a las realidades de la economía mundial moderna y catalizó la recomposición del sistema internacional de coordenadas.

    El mundo llega a comprender la necesidad de reestructurar todo el sistema de gestión global sobre principios de policentrismo. Esperamos que la crisis movilice a toda la comunidad mundial para cumplir esta tarea sobre principios de realismo, sentido común y cooperación recíprocamente provechosa.

    La política de confrontación y esquemas geopolíticos anticuados deben ser sustituidos por esfuerzos colectivos encaminados a beneficiar los intereses de desarrollo comunes para todos. Se trata de un nuevo paradigma del crecimiento económico, de los imperativos de la modernización y el progreso tecnológico, de las exigencias de propiciar un desarrollo sostenible y de la lucha contra la miseria a escala global.

    El meticuloso trabajo que Rusia desarrolla en el marco del G-20, G-8, BRIC y otros foros y organizaciones, incluyendo las Naciones Unidas, está orientado al cumplimiento de estas tareas. Creemos que los esfuerzos multilaterales por superar la crisis global, elevar la eficacia de la gestión y la transparencia del sector financiero y restablecer la confianza en los mercados, en general son acertados.

    Para que la economía mundial funcione con normalidad en medio de la globalización, se necesita un nuevo sistema monetario-financiero internacional. Un sistema estable y que funcione según las normas preestablecidas. Dicho sistema debe asentarse sobre una sólida base policéntrica, constituida por divisas de reserva de referencia regional y centros financieros. Su desarrollo sólo estabilizará el sistema financiero mundial.

    Ahora no se trata de implementar una divisa de referencia mundial diferente al dólar, pero es evidente que la moneda estadounidense ya es incapaz de cumplir esta función por cuenta propia. Partimos de que en un futuro debe introducirse una divisa de referencia verdaderamente mundial que por definición no sea nacional, pues en este caso siempre existiría el peligro del conflicto de intereses.

    Tema:
    Ingreso de Rusia a la OMC (118)
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik