En directo
    Noticias

    El nuevo plan antimisiles de EEUU va dirigido contra Rusia, advierte experto

    Noticias
    URL corto
    0 0 0

    El nuevo plan de EEUU de instalar misiles interceptores en sus buques de guerra en el norte de Europa se debe al deseo de interceptar las trayectorias de vuelo de los misiles balísticos rusos a través del Polo Norte, declaró hoy el presidente de la Academia de Problemas Geopolíticos, general Leonid Ivashov.

    Moscú, 18 de septiembre, RIA Novosti. El nuevo plan de EEUU de instalar misiles interceptores en sus buques de guerra en el norte de Europa se debe al deseo de interceptar las trayectorias de vuelo de los misiles balísticos rusos a través del Polo Norte, declaró hoy el presidente de la Academia de Problemas Geopolíticos, general Leonid Ivashov.

    "La postura de EEUU frente al despliegue de los elementos de su escudo antimisiles en Europa no ha cambiado, sólo que ahora se planea instalarlos en los buques de guerra estadounidenses en el norte de Europa para interceptar las trayectorias de vuelo de los misiles balísticos rusos a través del Polo Norte", afirmó Ivashov.

    El presidente de EEUU, Barack Obama, declaró ayer que su país ha desistido de instalar elementos de su defensa antimisiles en Europa del Este. En particular, Washington proyectaba desplegar diez misiles interceptores en Polonia y construir un radar de alerta antimisil en la República Checa motivándolo con la necesidad de responder a posible ataque de Irán.

    También ayer, el secretario estadounidense de Defensa, Robert Gates, manifestó que EEUU no renuncia al escudo antimisiles en Europa, sino que sólo planea instalar sus elementos en buques de guerra en el sur y norte de Europa.

    "El sistema que se proyectaba desplegar en Polonia debía destruir los misiles balísticos rusos en cualquier fase de su vuelo. Pero ahora, los antimisiles estadounidenses que irán instalados en buques en el norte de Europa permitirán interceptar misiles rusos sólo antes de que se coloquen en la órbita", explicó el general.

    A su juicio, los sistemas navales son más móviles y baratos que los estacionarios. "Instalándolos en el norte de Europa se conseguirá interceptar las principales trayectorias de vuelo de los misiles rusos  lanzados desde submarinos en el Océano Glacial o desde el territorio continental ruso.

    Ivashov considera que haciendo tales "concesiones" a Rusia, los estadounidenses buscan obtener determinados dividendos políticos. "Su táctica es la siguiente: crear un problema, agravarlo y luego proceder a resolverlo pidiendo concesiones a la parte interesada", explicó.

    A su juicio, no son concesiones, sino mentiras porque EEUU nunca realiza obras benéficas en las áreas política y militar.

    "La decisión de renunciar a la defensa antimisiles en Europa del Este se debe ante todo al excesivo costo de ese proyecto desde el punto de vista tanto financiero como político", resumió el experto.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik