14:01 GMT +323 Septiembre 2017
En directo
    Noticias

    China prohíbe uso de electroshock para tratamiento de adictos a internet

    Noticias
    URL corto
    0 4 0 0

    China prohibió el uso de terapia electro-convulsiva para el tratamiento de adictos a internet, comunicó hoy la radio internacional de este país.

    Pekín, 14 de julio, RIA Novosti. China prohibió el uso de terapia electro-convulsiva para el tratamiento de adictos a internet, comunicó hoy la radio internacional de este país.

    Una resolución emitida por el Ministerio nacional de Sanidad califica de "inadmisible" el empleo de electroshock en tales casos, por no estar probada la eficiencia de este método para la cura de la adicción a internet.

    Expertos del departamento llegaron a esta conclusión tras investigar el escandaloso programa de "desinternetización" en un clínico privado de la provincia de Shandong, en el oeste de China. Además de no tener acceso a la red global, los pacientes del clínico eran castigados con descargas de 200 miliamperios por violar cualquiera de los 68 puntos del reglamento, ya se tratara de atrancarse en el baño, comer chocolate, no tomar fármacos a tiempo o mecerse en la butaca del médico jefe.

    Otros métodos que se practicaban en el clínico eran arrepentirse arrodillado ante los padres y hacer autocrítica en público. Un curso de tratamiento costaba seis mil yuanes, o 878 dólares al cambio actual. La mayoría de los pacientes jóvenes ingresaban en el establecimiento gracias a las tretas de sus progenitores. A pesar de las denuncias, el jefe del clínico insiste en definir su labor como "cruzada contra la adicción a internet" y dice que el electroshock es "una terapia relajante" que permite a los jóvenes calmarse y no pasar el día entero delante de la pantalla de su ordenador.

    A partir de noviembre pasado, la adicción a Internet se reconoce oficialmente como trastorno psíquico en China. El Departamento de Pekín para la protección del orden público estima que un 76% de los delitos cometidos por adolescentes están motivados en algún grado por la adicción a los juegos online.

    La prohibición del electroshock no impide al Gobierno chino continuar la búsqueda de otros métodos, no tan radicales, para salvaguardar a los jóvenes de la perniciosa influencia de internet. En junio pasado, las autoridades decidieron instalar en todos los ordenadores filtros especiales, llamados Presa Verde,  para controlar el tiempo que los usuarios pasan en la red, vigilar sus movimientos de un sitio web a otro e impedir el acceso a las páginas de contenido violento y pornográfico.

    Las fuertes protestas por parte de la comunidad de internautas hicieron aplazar indefinidamente la entrada en vigor de esta normativa que, según sus oponentes, atenta contra el derecho a la privacidad. Ejecutivos de la empresa que desarrolló este software recibieron incluso numerosas amenazas telefónicas.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik