05:11 GMT +323 Septiembre 2017
En directo
    Noticias

    Las principales potencias del mundo disputan el papel rector en el arreglo afgano. Kommersant

    Noticias
    URL corto
    0 211

    El precio que pagó EEUU por su victoria militar en Iraq fue la larga agonía de la administración republicana de George Bush. El presidente Barack Obama procura considerar los errores cometidos por su antecesor. En la Casa Blanca esperan que el aumento del contingente militar en Afganistán lleve a estabilizar la situación política en el país, como ello sucedió en Iraq entre 2007 y 2008. Pero puede resultar que Iraq fue un caso más fácil de lo que es Afganistán.

    Obama ya durante su compaña electoral reconoció que el problema afgano no podría solucionarse sin Pakistán. Mas este país representa en sí un problema potencialmente más serio que el afgano. La estabilidad de esa potencia nuclear, de casi 150 millones de habitantes, se pone a prueba tanto por Al Qaeda, que se ha atrincherado en sus provincias periféricas, como por los extremistas religiosos, la lucha entre las élites y los clanes y la confrontación entre los políticos civiles y los generales.

    En tal situación, las principales potencias del mundo se inclinan a actuar en solitario de momento. EEUU asume siempre mayor responsabilidad por la operación que la OTAN está realizando en Afganistán, paralelamente con la operación estadounidense. China mantiene la posición de observadora imparcial, temiendo agravar su propio problema separatista por nuevas complicaciones que podrían surgir con el mundo musulmán. Rusia, al permitir realizar tránsito por su territorio a los aliados occidentales, intenta "expulsar" al mismo tiempo de Asia Central las bases militares de EEUU. La atención de la India está puesta en Pakistán, y Afganistán la interesa precisamente desde este punto de vista.

     

    El tema de Afganistán se analiza en este contexto en foros internacionales que se celebrarán en Moscú y La Haya. Por una parte, son análisis que se complementan, pero por la otra está a la vista la rivalidad de las fuerzas exteriores por desempeñar el papel rector en el arreglo afgano. Es una situación en que se debe actuar con mucha cautela. La experiencia enseña que quienes lograron alguna vez resolver problemas de Afganistán fueron los propios afganos.

     

    Dmitri Trenin, presidente del consejo científico del moscovita Centro Carnegie

     

     

     

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik