En directo
    Noticias

    Osetia del Sur detiene y expulsa a observadores de la OSCE por considerar que su mandato carece de validez

    Noticias
    URL corto
    0 2 0 0

    El Ministerio de Asuntos Exteriores de Osetia del Sur considera que los observadores de la OSCE que operan en Georgia carecen del mandato legal para desempeñar funciones en el territorio suroseta, subrayó un comunicado de la entidad difundico hoy con motivo de la detención y expulsión de dos observadores de la OSCE.

    Moscú, 10 de febrero, RIA Novosti. El Ministerio de Asuntos Exteriores de Osetia del Sur considera que los observadores de la OSCE que operan  en Georgia carecen del mandato legal para desempeñar funciones en el territorio suroseta, subrayó un comunicado de la entidad difundico hoy con motivo de la detención y expulsión de observadores de la OSCE.

    "El mandato de la OSCE en Georgia para Osetia del Sur perdió su validez después de agosto de 2008", afirmó la nota del Ministerio de Asuntos Exteriores de Osetia del Sur, al comentar que policías surosetas detuvieron a dos observadores OSCE y tras la comprobación de sus documentos, se les pidió abandonar Tsjinvali.

    Las autoridades de Osetia del Sur en más de una ocasión han propuesto a la OSCE celebrar consultas para regular las relaciones recíprocas y firmar un convenio que sirva de base jurídica para la actividad de la OSCE en la república caucásica.

    Tropas georgianas atacaron Osetia del Sur el 8 de agosto de 2008, destruyendo una parte de su capital, Tsjinvali. Rusia, al defender a los habitantes de Osetia del Sur, muchos de los cuales recibieron la ciudadanía rusa, introdujo tropas en la república y tras cinco días de operaciones de combate desplazó a los militares georgianos de la región suroseta.

    A finales de agosto, Rusia reconoció la independencia de Osetia del Sur y Abjasia. En respuesta, Georgia  rompió relaciones diplomáticas con Moscú y declaró dichas repúblicas territorios ocupados.

     

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik