06:15 GMT +325 Septiembre 2018
En directo
    Noticias

    Tribunal Supremo rehabilita al Zar Nicolás II y su familia

    Noticias
    URL corto
    0 10

    La Presidencia del Tribunal Supremo de Rusia rehabilitó hoy al Zar Nicolás II y a su familia asesinados por los bolcheviques en 1918, marcando un hito importante en una de las polémicas más notables relacionadas con la historia del país.

    Moscú, 1 de octubre, RIA Novosti.  La Presidencia del Tribunal Supremo de Rusia rehabilitó hoy al Zar Nicolás II y a su familia asesinados por los bolcheviques en 1918, marcando un hito importante en una de las polémicas más notables relacionadas con la historia del país.

    De acuerdo al veredicto pronunciado por el juez, el Tribunal Supremo calificó de infundada la represión y estableció la rehabilitación de Nicolás Románov (Nicolás II), Alexandra Románova (su esposa), Alexei, el príncipe heredero (zarevich) y sus hijas Olga, Tatiana, María y Anastasia.

    Tras meses de arresto, Nicolás II, su esposa, hijos y miembros de su comitiva fueron fusilados en el sótano de la casa en donde estaban recluidos, en la ciudad de Ekaterimburgo, en los Urales en la madrugada del 17 de julio de 1918.

    El veredicto satisface la demanda presentada por la gran duquesa María Vladímirovna Románova, jefa de la Casa Imperial de Rusia, quien argumentó que el asesinato del último zar ruso y su familia fue un crimen político y su rehabilitación supone un acto de justicia histórica.

    Según los historiadores, Nicolás II y sus familiares fueron ejecutados por orden secreta ante la posibilidad de que fueran liberados por una ofensiva de la Guardia Blanca durante la guerra civil de 1918-22.

    Según la Fiscalía de Rusia, el último zar ruso no puede ser rehabilitado porque no quedaron pruebas concretas que demuestren que las autoridades bolcheviques ordenaron su ejecución.

    De acuerdo a investigaciones adelantadas por la Fiscalía, los asesinos de la familia real actuaron por su cuenta y sin orden judicial, y en consecuencia, el asesinato de la familia real debe calificarse como un homicidio múltiple.

    Pero al explicar el veredicto, German Lukianov, abogado de la Casa Imperial, dijo que el asesinato de la familia real rusa fue ordenado por las autoridades bolcheviques de la provincia de los Urales, lo que implica la responsabilidad del Estado ruso.

    El asesinato de Nicolás II y su familia es uno de los acontecimientos más controvertidos de la historia rusa porque está saturado de incógnitas que todavía no se han podido  aclarar.

    Tras su brutal asesinato, los restos de los Romanov estuvieron desaparecidos durante 73 años y sólo fueron descubiertos cerca de un camino en Ekaterimburgo.

    Tras el colapso de la Unión Soviética, y en medio de una campaña anticomunista, el fallecido presidente ruso, Borís Yeltsin, ordenó la creación de una comisión gubernamental para comprobar la autenticidad de las osamentas y preparar funerales regios.

    Tras siete años de investigación, incluso con pruebas genéticas, la comisión gubernamental estableció su autenticidad, con un 99,95 por ciento de veracidad, según la versión oficial.

    La misma comisión organizó funerales solemnes el 17 de julio de 1998 en San Petersburgo, en una ceremonia a la que asistieron Yeltsin y descendientes de los Romanov residentes en el extranjero, en la fortaleza de San Pedro y San Pablo donde se encuentra el Panteón de la dinastía real de los Románov.

     Pero la Iglesia Ortodoxa Rusa boicoteó los funerales al poner en duda la autenticidad de los restos y el trabajo de identificación de los restos hecha por la comisión gubernamental.

     En las exequias, el sacerdote en ningún momento pronunció los nombres de los muertos que fueron sepultados como "hijos de Dios".

    No obstante, en el año 2000, la Iglesia Ortodoxa canonizó  a Nicolás II y su familia como "mártires del comunismo", ocupando un lugar en el santoral ortodoxo y la distribución de iconos con sus imágenes para fieles y devotos.

     Según la versión histórica más difundida y aceptada por la Fiscalía de Rusia, Nicolás II y su familia fueron despertados a las dos y media de la madrugada por Yakov Yurovski, oficial responsable de su custodia.

    Con el pretexto de que iban a ser fotografiados, fueron conducidos a un sótano donde fueron alineados y fusilados por once soldados. Los cadáveres de los Románov fueron incinerados,  posteriormente fueron disueltos con ácido sulfúrico, y enterrados en un lugar que se mantuvo en secreto hasta su descubrimiento en 1991.

    Según algunos expertos rusos, la rehabilitación del Zar supone un trago muy amargo para el gobierno ruso heredero y responsable del legado de casi setenta años del régimen soviético.

    La ley rusa de rehabilitación de las víctimas de las represiones políticas, prevé  remuneraciones como la devolución de propiedades y el pago de compensaciones a favor de las personas que sufrieron represiones o sus hijos.

    En este sentido, la Gran Duquesa, residente en España ha declarado reiteradamente que para la Casa Imperial Romanov la rehabilitación del Zar carece de objetivos materiales, y en consecuencia, no reivindicará, entre otros,  la devolución del Palacio de Invierno en San Petersburgo, sede actual del famoso Museo Hermitage, como sugieren algunos medios de la prensa occidental.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik