05:03 GMT +322 Noviembre 2017
En directo
    Noticias

    El Embajador de España en Rusia, Juan Antonio March Pujol: "Ha llegado la hora de relanzar nuestras relaciones"

    Noticias
    URL corto
    0 8 0 0

    A principios del año en curso, ha comenzado sus labores en Rusia el nuevo Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de España, Juan Antonio March Pujol. En entrevista concedida al enviado especial de RIA NOVOSTI, Oleg Viazmítinov, el  diplomático habló de sus primeras impresiones de la capital rusa, sobre los principales aspectos de la política exterior del nuevo Gabinete español y acerca de las perspectivas de las relaciones bilaterales entre España y Rusia.

    - Señor Embajador, permítame agradecerle la oportunidad de entrevistarle y felicitarle con motivo del inicio de su trabajo en Moscú. ¿Cuáles son sus primeras impresiones sobre su trabajo en la capital rusa?

    - Son muy agradables. Rusia vive ahora un período de transformaciones activas y positivas tanto en la esfera política, como en la económica. Al mismo tiempo, su país está desempeñando un papel muy activo en el escenario internacional.

    - Recientemente José Luis Rodríguez Zapatero ha ocupado de nuevo el puesto de jefe del Gobierno de España. ¿Cuáles serán, a su juicio las principales directrices en materia de política exterior del nuevo gabinete?

    - La política exterior del gabinete de ministros de José Luis Rodríguez Zapatero estará orientada a continuar los procesos de integración en el marco de la UE y al desarrollo de la misma, así como el desarrollo de las relaciones con América Latina, que ahora adquieren una nueva dimensión.

    Entre estas orientaciones también figura la creación de las condiciones para lograr la paz en zonas de conflicto, tales como en Oriente Medio y Darfur.

    España también desea tener relaciones bilaterales más activas, incluida Rusia. España y Rusia tienen lazos históricos y tenemos mucho en común en este aspecto. Ha llegado la hora de relanzar y dar un nuevo ritmo a nuestras relaciones.

    - ¿Cómo ve Usted, señor Embajador, el futuro de las relaciones de España y Rusia y de Rusia con la Unión Europea?

    - En mi opinión, es importante comprender que Europa y Rusia no son sólo vecinos, sino también miembros de una gran familia. Hay quien dice que estas relaciones deben ser fraternales, otros que tienen que ser como las que hay entre primos o tíos. La cuestión es que podemos discutir qué tipo de relaciones debe haber. Pero lo principal es que tanto en Europa como en Rusia ha arraigado la comprensión del carácter de nuestras relaciones no ya como vecinales (incluso estratégicas o de socios), sino como relaciones entre miembros de una misma familia.

    - En los últimos meses uno de los temas más agudos de la política internacional ha sido el tema de Kosovo. Como es sabido, España no apoya la independencia de esa región. En este caso nos interesaría saber, señor Embajador, ¿cuál es la posición del gobierno español frente al tema de Abjasia y Osetia del Sur?

    -Por una parte, nosotros no apoyamos la independencia de Kosovo por motivos jurídicos (no ha habido acuerdo entre las partes ni tampoco la correspondiente resolución de la ONU). La otra razón son motivos políticos.

    Desde el punto de vista jurídico, el problema sigue sin estar resuelto. Al mismo tiempo, desde el punto de vista político, consideramos que los motivos étnicos no deben impulsar la creación de nuevos estados. Nosotros abogamos por la existencia de estados multiétnicos.

    Por lo que respecta a Abjasia y Osetia del sur, pensamos que es necesario hacer todo lo posible para proseguir el diálogo entre Rusia y Georgia, partiendo del principio de la integridad territorial de Georgia. Cuando nosotros presidíamos la OSCE, estimulamos el proceso de negociación en busca de soluciones para los llamados "conflictos congelados". Consideramos que, en este caso, la piedra angular para encontrar la solución es el diálogo entre las partes.

    - La cooperación económica de los dos países ha recibido un nuevo impulso después del foro comercial que tuvo lugar el año pasado. Según su punto de vista, ¿qué esferas son de mayor interés económico para los dos países? ¿Está prevista la celebración de actos similares en el futuro? A su juicio, ¿qué campos de la colaboración económica entre los dos países tienen el mayor potencial?

    - En el plano económico, tenemos un gran potencial para ese crecimiento. En los próximos años, la colaboración económica entre los empresarios rusos y españoles crecerá muy significativamente. Creo que la economía rusa se diversificará cada vez más. Es de imaginar que  al sector energético y de construcción rusos les aguarda un crecimiento muy activo.

    Por su parte, España puede proponer a Rusia su colaboración en toda una serie de campos como, por ejemplo, el turismo, la producción de productos de alimentación, el transporte (la gestión de infraestructuras aeroportuarias), la biomedicina, etc. Hay muchos campos.

    El Foro España-Rusia debe ser el punto de referencia, pues tiene un componente económico muy fuerte. La cooperación económica engloba dos aspectos: la diversificación y el crecimiento exponencial de nuestros contactos. Creo que cuanto más se conozcan nuestros empresarios, más sólidas serán nuestras relaciones.

    - Señor Embajador, ¿como se desarrollan las inversiones entre las partes? Desde su punto de vista, ¿cuál de las partes es la más activa en esa esfera: la parte española o rusa?

    - Debo señalar que la parte rusa se está comportando de manera muy activa. Los empresarios rusos están siendo muy activos y tienen muchas iniciativas. Estoy seguro que nuestro país podrá ofrecerles magníficas perspectivas en el sector de la construcción. Cabe subrayar que España también puede aligerar la organización en Latinoamérica de empresas mixtas con participación rusa, lo cual es quizá una orientación con muchas posibilidades. Además, hay grandes posibilidades abiertas para los rusos en toda una serie de sectores de la economía española.

    Las principales inversiones españolas en Rusia están concentradas en el sector de la alimentación (Agrolimen, Campofrío) y también en el sector de la construcción (por ejemplo, la fábrica de Roca en San Petersburgo).

    En el sector energético figuran compañías como Iberdrola, Repsol, que mantienen negociaciones activas con la parte rusa.

    A mi parecer, uno de los sectores en los que España participará cada vez más, será el financiero. Creo que, actualmente, los bancos españoles son muy representativos y ocupan posiciones muy altas en el ranking mundial. Tienen grandes posibilidades técnicas de actuar en diferentes países. Pienso que en Rusia su presencia aumentará.

    - Ambos países tienen un mismo problema: el problema de la inmigración clandestina. A su parecer, ¿sería útil el intercambio de experiencias entre las autoridades correspondientes de nuestros países en ese sentido?

    - El intercambio de información y la colaboración es el camino por el que ya vamos todos. Todos abogamos por que la inmigración sea legal. En el mundo del siglo XXI, el siglo de la ampliación de las comunicaciones y el aumento de la movilidad de los ciudadanos, la emigración debe ser legal, puesta en las vías de la legalidad y el orden jurídico. Estamos colaborando absolutamente en todas las cuestiones que marca  la línea de los órganos de orden público. Los servicios de seguridad de ambos países colaboran muy estrechamente y de manera muy intensiva.

    - ¿En qué nivel se encuentra la colaboración regional? ¿Existen contactos directos de las regiones rusas con las españolas?

    Colaboramos muy activamente a nivel de gobiernos locales (españoles y rusos). Por ejemplo, Madrid, Valencia y Cataluña tienen contactos importantes con Rusia.

    Creo que el modelo español de interacción entre los poderes regionales y centrales será muy interesante para Rusia. El poder local en España es un motor peculiar que garantiza las necesidades de las regiones. De los centros regionales parten las iniciativas para la creación de escuelas, hospitales y para satisfacer otras necesidades locales. El papel del gobierno central en este punto consiste en  coordinar las acciones de las autoridades regionales. El modelo es muy recomendable.

    Es importante saber conjugar los intereses locales con los nacionales. En este aspecto, España tiene una gran experiencia. Se piensa que la experiencia acumulada en la elaboración, por ejemplo, de los planes de desarrollo urbanístico y desarrollo de las relaciones de estas ciudades y sus regiones vecinas, resultará muy de interés para Rusia. Estaríamos muy interesados en el desarrollo de contactos de esta naturaleza.

    - España es para Rusia uno de los países mas atractivos desde el punto de vista turístico. ¿Podría comentarnos si hubo aumento alguno del número de turistas rusos a España después de que en Moscú comenzara a funcionar el nuevo centro de visados? ¿Cómo califica el trabajo del citado centro? ¿Podría comentarnos si el Consulado plantea algunas medidas que faciliten la concesión de los visados?

    - Nos alegra mucho que España les haya llegado a los rusos al corazón y estamos muy agradecidos por ello. El alma rusa y la española tienen muchos puntos en común. Los rusos, cuando llegan a España, quedan admirados por el país, pero no sólo por la costa y los bellos paisajes, sino también por la gente.

    El flujo de turistas rusos a España crece cada año, un 15% en los últimos cinco años, lo cual es buen índice y certifica que los turistas regresan de nuestro país satisfechos y que recomiendan a sus amistades que también viajen a nuestro país. El mérito del consulado en esta cuestión es muy grande.

    El sistema que introdujo el consulado para la recepción de documentación y formalización de los visados es uno de los mejores de Europa. Y el tiempo que transcurre entre la entrega de las solicitudes y la recepción de los visados es uno de los más breves.

    Cerca de 400.000 personas recibieron visado español el año pasado. Esto significa que, de media, el consulado expidió diariamente cerca de 1000. Hemos sabido afinar un servicio rápido de visados. Y creo que los rusos lo valoran. Hoy en día los rusos no lo tienen nada complicado para ir a España.

    - España es muy interesante para los rusos desde el punto de vista de los bienes raíces. ¿Existen estadísticas de cuántos rusos y cuánto dinero han invertido en inmuebles en las zonas costeras de España?

    - Todavía no dispongo de datos concretos, pero en los últimos tiempos ha tenido lugar un gran incremento en el volumen de compra de propiedades inmobiliarias en España por parte de los rusos. No soy economista, pero en mi opinión, está claro que las inversiones en el mercado inmobiliario español son muy beneficiosas.

    Así que si tomamos un periodo largo de tiempo, vemos que el coste de la propiedad inmobiliaria en España ha crecido ininterrumpidamente. España participa activamente en la construcción europea, nuestro país mantiene lazos activos con los Estados de Latinoamérica y tiene excelentes relaciones con el mundo árabe. Todo esto hace que nuestro país sea cada vez más cosmopolita, más atractivo para los habitantes de otros países, cosa que hace que suban los precios inmobiliarios. La lógica de los empresarios rusos, a quienes nuestro mercado les parece atractivo, nos parece correcta y comprensible.

    - Finalmente la pregunta última por el orden, pero no por su  importancia. ¿Podría comentarnos la cooperación cultural entre España y Rusia? Es sabido que en Cataluña ha tenido inicio un evento cultural: "Los Días de la cultura rusa". ¿La Embajada tiene planificado llevar a cabo un evento semejante en Rusia?

    - Creo que la esfera de la cultura es  un campo más para la fructífera colaboración de nuestros países. Abogamos por un intercambio cultural activo y polifacético.

    Hace un mes tuvo lugar en Rusia un concierto de Plácido Domingo. El concierto tuvo un sonoro éxito: los espectadores recibieron a Plácido Domingo en pie y el concierto fue emitido por muchos canales de televisión.

    Entre Rusia y España existen desde siempre fuertes lazos culturales. Por ejemplo, cuando Rostropovich iba a España, los billetes se agotaban tres meses antes. Y los escritores rusos son unos de los más leídos y queridos en España: Dostoyevski, Tolstoi, Chejov... Y lo mismo pasa con los músicos.

    Creo que, para nosotros, lo principal de nuestra colaboración no es tanto la organización de jornadas culturales especiales, como el afinamiento de contactos directos entre los museos y las instituciones culturales. Porque cuando tiene lugar algún acontecimiento importante en la vida cultural de nuestros países, disfruta de un éxito total.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik