16:57 GMT +321 Noviembre 2017
En directo
    Noticias

    Moscú quiere hacer de Trípoli su socio estratégico en África del Norte. Kommersant

    Noticias
    URL corto
    0 1 0 0

    Hoy, el presidente de Rusia inicia la visita a Libia, primera en la historia de las relaciones bilaterales. Acompaña a Putin un nutrido grupo de funcionarios públicos de alto rango y de ejecutivos de las corporaciones de primera fila. Rusia se muestra dispuesta condonar la deuda libia de 4,6 mil millones de dólares a cambio de la firma de contratos energéticos y de suministro de armas. No obstante, podría resultar fallido un nuevo intento de Rusia de consolidar las posiciones en esta región de importancia estratégica.

     

    Pese a tener Moscú planes ambiciosos, Putin demoró demasiado su visita a Libia, llegaron a la conclusión compartida los expertos. "Tras mejorar Trípoli sus relaciones con el mundo externo, ya visitaron el país muchos líderes occidentales. El año pasado viajaron a Libia Tony Blair y Nicolas Sarkozy -dice la analista de Rosafroexpertiza, Alina Vólkova-. De no haber efectuado Putin la visita estos días, había que preparar el viaje desde el principio, pues Dmitri Medvédev es una figura absolutamente nueva para Trípoli."

    Muchos activos libios ya se repartieron sin participación de Rusia. Por ejemplo, la sociedad Ferrocarriles de Rusia (FER)desde hace tiempo mostraba interés por Libia, pero el pasado mes de febrero fue la china Chinese Civil Engineering Company la que se hizo con los contratos de construcción de dos líneas férreas de 1.200 kilómetros (el precio del proyecto asciende a 2,68 mil millones de dólares). Ahora la FER pretende participar en el concurso de adjudicación de contratos de construcción de la línea Sirt-Bengazi, de 550 kilómetros, pero el precio de 2,69 mil millones de dólares, ofertado por los rusos, no conviene a los libios, ya que la CCEC presentó una oferta más atractiva.

    Incluso si Moscú logra cerrar con Libia varios contratos ventajosos, es poco probable que este país pase a ser una plaza para la expansión rusa en la parte norte de África. "Libia prefiere no elegir a un socio principal. Gaddafi siempre tiene varios y se aprovecha con habilidad de las discrepancias entre los mismos", concluye Vólkova.

     

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik