11:18 GMT +321 Noviembre 2017
En directo
    Noticias

    Agravada crisis ecuatoriano-colombiana

    Noticias
    URL corto
    0 0 02

    El rechazo ecuatoriano a nuevas acusaciones colombianas denota hoy un agravamiento de la crisis entre ambos países y aleja las posibilidades de un pronto restablecimiento de los vínculos bilaterales.

    Quito, 15 de abril, PL, para RIA Novosti. El rechazo ecuatoriano a nuevas acusaciones colombianas denota hoy un agravamiento de la crisis entre ambos países y aleja las posibilidades de un pronto restablecimiento de los vínculos bilaterales.

    Se trata de una campaña de difamación del gobierno del presidente de Colombia, Alvaro Uribe, que no cesa y continúan las calumnias contra Ecuador, denunció anoche el mandatario de este país, Rafael Correa.

    Alertó que si este martes Bogotá no entrega pruebas fehacientes de su presunta vinculación con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), denunciará de nuevo ante Latinoamérica y el mundo que el gobierno de Uribe "es un mentiroso".

    Destacó que el domingo último Colombia volvió a difundir un comunicado insultante y calumnioso, en el cual por primera vez tratan de involucrarlo a él con la difamación de que ordenó a las Fuerzas Armadas no perseguir a las FARC en este territorio.

    Tras recalcar que el vecino jefe de Estado "está haciendo ya hasta el ridículo", alertó sobre posibles pretensiones externas de desestabilizar a su gobierno con el objetivo de colocar aquí un gobierno títere, sumiso a intereses extranjeros.

    Correa desestimó que la presencia en esta nación del vocero de las FARC, Raúl Reyes, abatido en un bombardeo colombiano, sea prueba para decir que existe una orden de no enfrentar a la guerrilla.

    Con ese argumento se puede decir que Uribe orientó a sus Fuerzas Armadas no perseguir a las FARC, porque también es manifiesta la presencia de Manuel Marulanda, del "Mono Jojoy" en Colombia, aseveró.

    El mandatario dijo que presentará una queja ante la Organización de Estados Americanos, encargada de seguir la crisis y evitar nuevas violaciones de la soberanía nacional por Colombia, como la registrada el 1 de marzo pasado que causó la ruptura de los vínculos bilaterales.

    Poco antes, el secretario de la Administración de la Presidencia, Vinicio Alvarado, calificó de clara injerencia del vecino gobierno en los asuntos internos de esta nación, las acusaciones de que se desautorizó al ejército enfrentar a las FARC.

    Alvarado ratificó el rechazo a esta injuriosa y falaz afirmación que, sin sustento alguno, atenta contra el honor y el buen nombre del jefe de Estado ecuatoriano, de su ejecutivo y sus Fuerzas Armadas.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik