18:04 GMT +323 Noviembre 2017
En directo
    Noticias

    Rusia responderá a la OTAN en Abjasia

    Noticias
    URL corto
    0 5 0 0

    Diversas instituciones gubernamentales de Rusia tendrán la luz verde para establecer relaciones oficiales directas con las estructuras homólogas de Abjasia y Osetia del Sur, y las regiones rusas podrán instalar delegaciones en estas repúblicas rebeldes, escribe el lunes Nezavisimaya Gazeta citando fuentes de la Administración Presidencial.

    Moscú, 14 de abril, RIA Novosti. Diversas instituciones gubernamentales de Rusia tendrán la luz verde para establecer relaciones oficiales directas con las estructuras homólogas de Abjasia y Osetia del Sur, y las regiones rusas podrán instalar delegaciones en estas repúblicas rebeldes, escribe el lunes Nezavisimaya Gazeta citando fuentes de la Administración Presidencial.

    Los juristas de la Administración dan los últimos retoques al texto del respectivo decreto presidencial, "Sobre las directrices principales para el desarrollo de las relaciones de la Federación Rusa con Abjasia y Osetia del Sur", que será firmado próximamente.

    No se trata de abrir consulados de Rusia en dos repúblicas secesionistas que se encuentran en el territorio de Georgia. "Lo más probable es que sea inaugurada alguna oficina común de representación, por ejemplo, para defender los intereses de los ciudadanos rusos en dichas repúblicas", declaró la fuente. Al amparo de esta entidad podrían funcionar las delegaciones de diversos departamentos, tales como Desarrollo Económico y Comercio, Servicio Federal de Aduanas, Fondo de Pensiones y otras estructuras.

    También estarán presentes allí algunos diplomáticos activos. En los documentos internos del Ministerio de Exteriores van a figurar como empleados de la embajada rusa en Georgia pero no pedirán acreditación ni visados en Tbilisi.

    Algunos expertos dudan de que Moscú se anime a dar este paso en las próximas semanas, de cara al traspaso de poderes presidenciales de Vladímir Putin a Dmitri Medvédev. El subjefe del comité parlamentario para asuntos de la CEI y relaciones con la diáspora rusa, Konstantín Zatulin, reconoce que los funcionarios públicos a día  de hoy "actúan con extrema cautela" e "intentan adivinar qué es lo que será de agrado o caerá mal al nuevo mandatario". Este diputado recomienda "aplazar hasta diciembre la decisión sobre el reconocimiento formal, pues no conviene iniciar la presidencia de Medvédev con los pasos que puedan complicar drásticamente sus relaciones con Occidente". Al mismo tiempo, admite que el riesgo inherente al reconocimiento de Abjasia será mayor en el futuro porque el tema de Kosovo irá perdiendo actualidad inevitablemente. "Si no resolvemos el problema ahora, se hará recordar cuando se acerque la  Olimpíada (de Sochi 2014). El ejemplo de China y Tíbet está a la vista", señaló Zatulin.

    Un diplomático ruso con larga experiencia de trabajo en Georgia cree que es el momento más apropiado para las decisiones de este tipo, especialmente, porque la actual Administración de EEUU se está preparando para el traspaso de poderes. A Moscú, según esta fuente, no debería asustarle la posible expulsión del embajador ruso u otras reacciones por parte de Tbilisi porque no depende en nada de Georgia.

    La parte rusa, según él, está dispuesta a tomar las medidas más serias para impedir el ingreso de Georgia en la OTAN. "Y la más seria es la presencia militar directa en Abjasia y Osetia del Sur", agregó.

    Los ulteriores pasos de Rusia (aunque el futuro decreto presidencial no hace mención alguna al respecto) podrían ser la firma de acuerdos militares con Abjasia y Osetia del Sur, similares a los que EEUU tuvo con Taiwán, y el emplazamiento de los efectivos rusos en la base militar de Gudaúta que permanece cerrada a día de hoy pero mantiene todas las infraestructuras, incluido un excelente aeródromo. La posible reapertura de la base naval en Ochamchira, con la presencia de submarinos allí, impediría a los buques de la OTAN navegar a lo largo de la costa de Abjasia. En cuanto al reconocimiento formal de Abjasia y Osetia del Sur, el Ministerio ruso de Exteriores recomienda proceder a esta medida en dos casos, de acuerdo con la información que obra en poder de Nezavisimaya Gazeta: si empieza el proceso real de incorporación de Georgia a la OTAN, o en el supuesto de que se produzca una agresión militar contra tales repúblicas. Al mismo tiempo, los diplomáticos entrevistados por el diario reconocen que Moscú "debía haberlo hecho hace tiempo, ya en el año 1993". 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik