08:51 GMT +325 Noviembre 2017
En directo
    Noticias

    El escudo antimisil sigue siendo el punto más polémico entre EEUU y Rusia

    Noticias
    URL corto
    0 1 0 0

    El escudo antimisil que EEUU pretende crear en Europa "ha sido y sigue siendo uno de los temas más complicados" en la agenda ruso-estadounidense, admitió el domingo Vladímir Putin tras reunirse con George W. Bush en Bocharov Ruchei, la residencia del líder ruso situada en Sochi, a orillas del Mar Negro.

    Sochi, 6 de abril, RIA Novosti. El escudo antimisil que EEUU pretende crear en Europa "ha sido y sigue siendo uno de los temas más complicados" en la agenda ruso-estadounidense, admitió el domingo Vladímir Putin tras reunirse con George W. Bush en Bocharov Ruchei, la residencia del líder ruso situada en Sochi, a orillas del Mar Negro.

    "No voy a ocultar que el sistema estadounidense de defensa antimisil en Europa ha sido y es una de las cuestiones más difíciles", confesó Putin en rueda de prensa.

    Las discrepancias entre Moscú y Washington en esta asignatura tienen que ver con "el contenido del problema, no las fórmulas ni la construcción diplomática de las frases". "Quiero que me entiendan bien: nuestra actitud de principios hacia los planes estadounidenses no ha sufrido cambios", manifestó el dirigente ruso.

    Rusia se opone al despliegue de elementos antimisiles en Polonia y República Checa y reitera la iniciativa que presentó en el año pasado: usar las instalaciones ya existentes en Azerbaiyán y las que se van construyendo en el territorio ruso para controlar el eventual lanzamiento de misiles desde Irán.

    Se acordó que a raíz de la reunión de Sochi se intentará  "intensificar el diálogo sobre las cuestiones relativas a la cooperación bilateral y multilateral en materia de defensa antimisil".

    "Tengo optimismo cauto en lo que se refiere a los acuerdos definitivos", dijo Putin.

    El principal factor capaz de persuadir a Rusia de que el plan estadounidense no está encaminado contra ella es "el trabajo conjunto para un sistema DAM global, con acceso igual y democrático al control sobre el mismo", dijo Putin.

    George W. Bush, a su vez, admitió que a Washington le queda aún mucho trabajo para convencer a Moscú de que el escudo antimisil estadounidense en Europa "no apunta contra Rusia". "Hemos hablado hoy de que Rusia y EEUU quieren crear un sistema para reaccionar a las potenciales amenazas de misiles, y que Europa y EEUU participen en ello como iguales. Es una visión estratégica muy importante", dijo Bush.

    La Declaración conjunta adoptada en Sochi señala también que EEUU y Rusia "reiteran la intención de reducir sus respectivos potenciales estratégicos ofensivos a un nivel mínimo posible que responda a los requisitos de la seguridad nacional y a los compromisos que tienen contraídos con los aliados".

    Sin embargo, el líder ruso admitió en rueda de prensa que aún subsisten "algunas discrepancias al nivel de planteamientos básicos en lo que respecta a las armas estratégicas ofensivas"

    Tanto EEUU como Rusia, según Putin, abogan por continuar el proceso del desarme nuclear, y es necesario buscar ahí los puntos de convergencia.

    "El pasado año acordamos con el Sr. Bush en Kennebunkport abordar la redacción de un nuevo acuerdo que sustituya al START, tratado que expira en 2009", recordó el mandatario ruso. En aquella ocasión se decidió que "es necesario mantener todos los elementos útiles del Tratado START", agregó.

    Firmado en julio de 1991 y en vigor desde diciembre de 1994, el Tratado START establece iguales restricciones numéricas en lo concerniente a las municiones nucleares y los respectivos vectores. Asimismo, limita el peso de los misiles balísticos.

    La Declaración sobre el marco estratégico de las relaciones ruso estadounidenses, que es como se titula el documento adoptado hoy en Sochi, "no ofrece soluciones totalmente radicales para una serie de problemas pero tampoco es lo que se ha esperado", según Putin. El documento resume todo el avance positivo que se ha logrado en los últimos años en diversas materias, tales como la no proliferación o la lucha antiterrorista, y se concibe como una especie de Hoja de Ruta para los próximos presidentes de ambos Estados.

    En lo económico, por ejemplo, la Declaración "reafirma el deseo mutuo de asegurar el próximo ingreso de Rusia en la Organización Mundial del Comercio, sobre unas condiciones comerciales justificadas y que no minen los intereses económicos de Rusia", dijo Putin.

    EEUU y Rusia creen necesario también "reforzar la cooperación entre las estructuras empresariales" y "completar el desarrollo del nuevo acuerdo intergubernamental sobre el fomento y la protección recíproca de las inversiones".

    La parte rusa, según Putin, espera que EEUU levante en 2008 la famosa enmienda Jackson-Vanik que restringe desde 1974 el desarrollo cabal de las relaciones comerciales entre ambas naciones. Dicha enmienda fue implantada en su momento para que la URSS diera la luz verde a la emigración.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik