En directo
    Noticias

    México exige ''investigación puntual'' sobre asesinato de estudiantes en campamento de las FARC

    Noticias
    URL corto
    0 0 0

    TeleSUR 16/03/08

    Ismael Hernández, integrante de la asamblea de estudiantes de la UNAM, estimó que ''la actitud debió ser la de defensa de la compañera Lucía Morett como ciudadana mexicana, una condena al asesinato de los ciudadanos mexicanos desde el primer momento, sin involucrarse a calificar a las FARC y qué estaban haciendo allí''.

    El Gobierno de México informó en un comunicado su "preocupación" por los hechos ocurridos el pasado 1 de marzo, cuando el Ejército colombiano violó la soberanía de Ecuador y bombardeó un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), asesinando a 24 personas, cuatro de ellas estudiantes mexicanos. El documento reafirma la posición del Gobierno de Felipe Calderón y señala que éste ha exigido una "investigación puntual" sobre la pérdida de la vida de los ciudadanos mexicanos y las razones que motivaron su presencia en un campamento armado.

    Según el comunicado, México desde el primer momento "deploró los acontecimientos y condenó la intervención militar de Colombia en territorio extranjero".

    Para Luis Hernández Navarro, coordinador de opinión del diario La Jornada, "estamos viendo que violando el derecho internacional, Colombia mató a ciudadanos mexicanos en Ecuador. Lo menos que correspondería ante una situación así es una enérgica protesta, exigencia de cuentas".

    Sin embargo las autoridades mexicanas no han presentado aún una protesta formal contra el Gobierno de Álvaro Uribe por el deceso de los jóvenes.

    La nota difundida por la Secretaría de Relaciones Exteriores expresa que "es preocupación del Gobierno Federal que ciudadanos mexicanos estén relacionados con una organización como las FARC" que, según el texto, "es conocida por su naturaleza ilegal y violenta, autora de secuestros, extorsiones, sabotajes y actividades de narcotráfico".

    Cuatro estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) fallecieron en la incursión militar del Ejército colombiano y una joven, Lucía Morett, sobrevivió a la masacre.

    "La actitud debió ser la de defensa" de Lucía Morett

    Ismael Hernández, integrante de la asamblea de estudiantes de la UNAM, estimó que "la actitud debió ser la de defensa de la compañera Lucía Morett como ciudadana mexicana, una condena al asesinato de los ciudadanos mexicanos desde el primer momento, sin involucrarse a calificar a las FARC y qué estaban haciendo allí".

    Entretanto, crecen las voces de quienes aseguran que los estudiantes hallados en territorio ecuatoriano solo realizaban actividades académicas. La tía de la joven Lucía Morett, María Álvarez Moctezuma, solicitó que "el Gobierno mexicano la reconozca como víctima y la deslinde de los calificativos infundados en donde ella es criminalizada para que se le garanticen sus derechos humanos estipulados en la Constitución".

    La tía de Lucia Morett, la única estudiante sobreviviente del bombardeo al campamento de las FARC, negó rotundamente que su sobrina tuviera vínculos con el grupo insurgente. "En distintas ocasiones, siempre dentro de los marcos legales de nuestro país, Lucía manifestaba su descontento frente a las arbitrariedades, pero nunca ha estado involucrada en grupos armados", comentó.

    La Cancillería mexicana detalla en su comunicado que ha mantenido "un estrecho contacto" con las autoridades del Ecuador y de Colombia, y afirma haber "prestado todo el apoyo consular a los familiares de sus ciudadanos involucrados en la acción armada".

    Para precisar tanto lo ocurrido el primero de marzo como el tipo de supuestos vínculos entre los mexicanos y las FARC, México le ha solicitado al Gobierno de Colombia que proporcione cualquier información derivada de las investigaciones que en relación con estos hechos se llevan a cabo.

    México determinará situación jurídica de ciudadanos involucrados

    Además, las autoridades mexicanas mantienen contacto con el Gobierno de Ecuador, y le han solicitado que se lleven adelante las investigaciones del caso para esclarecer detalladamente los hechos y determinar la situación jurídica de los mexicanos involucrados.

    La nota precisa además que el Gobierno de Colombia ha solicitado a México, "con base en los instrumentos bilaterales y multilaterales pertinentes", que se investiguen los presuntos vínculos de nacionales mexicanos que se encontraban en el campamento de las FARC.

    Según el diputado venezolano Alfredo Silva, "hay una política del Gobierno de Uribe y del Departamento de Estado norteamericano de querer criminalizar todas aquellas acciones realizadas por los estudiantes con la finalidad de investigación social".

    La solidaridad con Lucia Morett y los jóvenes caídos se hizo patente durante un seminario en Ciudad de México sobre "partidos políticos y nueva sociedad", al que asistieron representantes de los movimientos de izquierda de todo el mundo, quienes abogaron por la paz en la región.

    Mientras sigue creciendo en México el apoyo a los familiares de los caídos en los sangrientos sucesos del primero de marzo pasado en la frontera ecutoriana, la Procuraduría General de la República ya investiga si los estudiantes que allí se encontraban tienen vínculos con las FARC.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik