En directo
    Noticias

    Descarta Rusia reclamos territoriales en la Antártida

    Noticias
    URL corto
    0 0 0 0

    Moscú, 13 de marzo, PL, para RIA Novosti. Rusia cumplirá estrictamente los tratados internacionales sobre la Antártida en cuanto a reclamos territoriales, aseguró hoy una fuente gubernamental.

    Tras 10 días de permanencia en la zona más al sur del planeta, el primer vicepresidente del gabinete de ministros, Serguei Ivanov, sostuvo que Moscú no tiene planes de exigir territorios de esa parte del mundo.

    Rusia es uno de los signatarios de la convención internacional sobre la Antártida, la cual estipula sólo dos tipos de actividades: investigaciones científicas y provisión de transporte, dijo citado aquí por la emisora Radio Mayak.

    Compartimos el criterio de que esta vasta extensión pertenece a toda la humanidad y en ella sólo debe desarrollarse la ciencia, subrayó el responsable de la modernización de las Fuerzas Armadas del Kremlin y del sector estratégico de la economía.

    El ex ministro de Defensa reiteró que con 300 ciudadanos rusos laborando en esta región, el Kremlin toma medidas para garantizarles seguridad y confort.

    Ivanov y el ministro de Transporte ruso, Igor Levitin, viajaron al encuentro de los exploradores polares, a quienes prometieron que contribuirán a la construcción de una segunda pista de aterrizaje en la zona.

    Moscú aspira al monopolio de la transportación aérea en el Ártico y la Antártida, según expresaron las fuentes.

    En tal sentido resultan ideales para los vuelos intercontinentales los aviones IL-76 con motores PS-90, y los IL-114 en los regionales, concluyó enfático el primer vicepresidente ruso.

    La Antártida guarda dos tercios de las reservas de agua fresca del planeta, el 75 por ciento de los biorrecursos potenciales, yacimientos subacuáticos de petróleo estimados en 50 mil millones de toneladas, ricas reservas de gas y carbón, metales raros y no ferrosos.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik