07:38 GMT +321 Noviembre 2017
En directo
    Noticias

    Gazprom se hará con el control de la mayor petrolera pública de Serbia. Nezavisimaya Gazeta

    Noticias
    URL corto
    0 0 0 0

    Europa se siente nuevamente preocupada ante la expansión de Gazprom a su mercado energético, esta vez, la posible compra del paquete mayoritario en la petrolera pública serbia Naftna Industrija Srbije (NIS), por mil millones de euros. Se supone que la transacción será pactada el 18 de enero, durante  la visita del presidente ruso Vladímir Putin a Belgrado.

     

    Originalmente, el Gobierno serbio pensaba vender una participación minoritaria en NIS por US$550 millones, requería que el comprador hiciese inversiones extra y ponía otras condiciones que disuadían a los eventuales clientes, recuerda Valeri Nésterov, analista de Troika Dialog. Entonces se tomó la decisión de cambiar las reglas e implementar la privatización en dos etapas: primero, traspasar el paquete minoritario a un inversor estratégico y luego vender las participaciones mayoritarias y definir la plantilla de ejecutivos.

    El monopolio gasífero ruso presentó la oferta más atractiva. Gazprom está dispuesto a desembolsar mil millones de euros por el 51% de NIS. El 40% de esta suma se pagará en efectivo, y el resto será invertido en el desarrollo de la empresa. Además, Gazprom prometió asistencia a Serbia en la construcción de un tramo del gasoducto South Stream (Corriente Sur) y cooperación estratégica a la hora de construir un depósito del gas en la ciudad de Banatski Dvor.

    "La transacción está prácticamente acordada, tanto al nivel político como entre las empresas implicadas", declaró Timur Jairulin, analista de Antanta-Kapital. "Su principal oponente, el ministro serbio de Economía y Finanzas Mladan Dinkic dijo en su momento que la oferta rusa es inaceptable porque el paquete vale dos mil millones de euros pero él va a abandonar la comisión que debe examinar este acuerdo", agregó.

    En cuanto al nerviosismo que esta transacción suscita en la Comisión Europea, ambos expertos sostienen que es infundado. Precisamente Gazprom ayudó hace poco a compensar la escasez de hidrocarburos en Grecia y Turquía e incrementó el suministro a través del gasoducto Blue Stream (Corriente Azul), después de que Irán redujo el volumen de sus entregas", señaló Nésterov. "La Comisión Europea debería asumir una postura más constructiva en vez de promover competencia artificial frente a Gazprom", concluyó.

     

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik