15:59 GMT +323 Noviembre 2017
En directo
    Noticias

    Rusia reprocha a Gran Bretaña por reincidencias de mentalidad colonialista. Gazeta / Vremya Novostei

    Noticias
    URL corto
    0 1 0 0

    La disputa entre Londres y Moscú sobre el Consejo Británico  va subiendo de tono. Los respectivos ministros de Exteriores realizaron el miércoles un intercambio de  comentarios punzantes. El canciller ruso, Serguei Lavrov, reprochó a Gran Bretaña por las reincidencias de la antigua mentalidad colonialista. "A Rusia no se le habla en un lenguaje así", advirtió el ministro. Su homólogo británico, David Miliband, trazó un paralelo entre la actuación de Moscú y la política aplicada por la dictadura militar birmana o los ayatolás iraníes, los cuales también habían prohibido el trabajo del Consejo Británico en el territorio de sus respectivos países. Los expertos dan por seguro que la tensión entre Gran Bretaña y Rusia irá aumentando.

    El Consejo Británico empezó a trabajar en Rusia con el rango de ONG humanitaria pero en septiembre de 2006, después de aprobada la nueva ley rusa en esta materia, Londres pidió que Moscú lo equiparase a entidad gubernamental. Aquella solicitud nunca fue satisfecha y la confusión en torno al status dio origen a una serie de pretensiones fiscales.

    Alexei Malashenko, colaborador del Centro Carnegie de Moscú, está convencido de que el conflicto se irá acentuando en el futuro.  "A las delegaciones regionales (del Consejo Británico en San Petersburgo y Ekaterimburgo) acabarán por cerrarlas", afirmó él. Con todo, el experto piensa que "todavía queda la posibilidad de enmendar la situación, pues el candidato número uno a la presidencia rusa (Dmitri Medvédev) no ha comentado aún el tema". "La lucha principal bajo la alfombra se va a desarrollar en los próximos dos o tres días", auguró él.

    Leonid Slutski, subjefe primero del Comité de asuntos internacionales en la Cámara baja del Parlamento ruso, opina que el conflicto en torno al Consejo Británico tiene por objetivo deteriorar las relaciones entre Londres y Moscú. "Es totalmente artificial y ha de resolverse con métodos diplomáticos. La táctica del golpe por el golpe difícilmente aportará  resultado alguno", señaló el parlamentario.

    Entretanto, la parte rusa descubrió a otra ONG británica que "opera ilegalmente" en el país. Se trata de la filial chechena del Centro británico por la paz y el desarrollo social. "Según ha demostrado la inspección, esta sucursal opera con carácter ilegal en el territorio de Chechenia", declaró el martes Valeri Kuznetsov, fiscal de esta república norcaucásica. El plazo de acreditación de esta ONG, según el funcionario, finalizó el 28 de mayo de 2007 sin que nadie solicitara o expidiera el permiso para continuar las labores del Centro.

     

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik