01:30 GMT +324 Noviembre 2017
En directo
    Noticias

    Director de Inteligencia de EEUU defiende polémicos métodos de interrogatorios de la CIA

    Noticias
    URL corto
    0 101
    TeleSUR _ 14/01/08 El director de Inteligencia de Estados Unidos, Mike McConnell, defendió las cuestionadas técnicas de interrogatorio utilizadas por la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) y aseguró que los funcionarios de la inteligencia estadounidense no tortura prisioneros.

    "No torturamos", afirma McConnell en una entrevista publicada el domingo en la revista The New Yorker.

    "¿Hemos obtenido información significativa? Desde luego. ¡Mucha! ¿Acaso esto salva vidas? ¡Muchísimas! Hemos recabado información increíble", dijo al defender los polémicos métodos utilizados por la CIA para extraer información a prisioneros sospechosos de supuesto terrorismo.

    El funcionario estadounidense consideró que la polémica técnica del waterboarding o ahogamiento simulado es un método de tortura y negó que sea utilizada por Estados Unidos.

    Dijo que la técnica de interrogación en la que se simula el ahogamiento "sería tortura" si él fuera sometido a ella.

    "La simulación de ahogamiento sería atroz". "Si tuviese agua llenando mi nariz ¡Dios mío, no puedo imaginar hasta qué punto sería doloroso! Que se trate de tortura o no según la definición de cualquier otro, para mí sería tortura", afirmó el director de Inteligencia.

    La controversial técnica, también conocida como tormento de toca, consiste en amarrar a una persona, ponerla en una posición inclinada con la cabeza hacia abajo, cubrirle la cabeza y verter liquido para que sienta que se ahoga, con el objetivo de extraerle información. Es considerada en todas las convenciones internacionales como tortura y aparentemente es utilizada por la CIA en los interrogatorios de sospechosos de terrorismo.

    Sin embargo, el director de Inteligencia declinó decir si la técnica debería ser considerada como tortura por el gobierno de Estados Unidos.

    "Si alguna vez se determina que es tortura, habrá un castigo importante para cualquiera que la practique", aseguró.

    Contradicciones

    Aunque McConnell, afirmó que el ahogamiento simulado no es utilizado por la CIA, John Kiriakou, un ex agente de la inteligencia estadounidense confirmó el mes pasado que durante los interrogatorios a sospechosos de supuesto terrorismose les aplica ahogamiento y admitió que se trata de una forma de tortura.

    Kiriakou, quien participó en los interrogatorios a sospechosos de supuesto terrorismo, dijo que la técnica de ahogamiento fue empleada a Abu Zubaydah, a quien acusan de ser supuesto miembro de Al Qaeda.

    Las declaraciones de Mike McConnell se producen en momentos en que la CIA está envuelta en un escándalo por la destrucción de videos de interrogatorios a sospechosos supuesto terrorismo, en los que aparentemente se aplicaron torturas.

    Frente al escándalo, el Departamento de Justicia abrió el pasado 2 de enero una investigación criminal.

    Sin embargo, la apertura de esta investigación ha creado escepticismo debido al apoyo que el gobierno estadounidense ha dado a la aplicación de técnicas de tortura, en especial tras los atentados del 11 de septiembre de 2002.

    Algunos ejemplos

    En octubre, el director de la CIA, Michael Hayden, defendió el programa de torturas del gobierno de Estados Unidos, mientras que ese mismo mes el diario The New York Times reveló que el ex ministro de Justicia de estadounidense Alberto González, quien salió del cargo en medio de varios escándalos, respaldó en secreto el uso de técnicas tortuosas en los interrogatorios a sospechosos de terrorismo.

    Además, el tema de la tortura fue precisamente lo que le complicó el camino al ex juez Michael Mukasey para obtener el cargo de secretario de Justicia de EEUU. Pero, pese a la polémica que generó por negarse a repudiar el ahogamiento simulado como un método de tortura, Mukasey se convirtió en noviembre pasado en el sucesor de Alberto González.

    Los métodos de tortura realizados por efectivos de inteligencia estadounidenses o por contratistas de mercenarios, quedaron evidenciados en 2005 cuando salieron a la luz pública unas fotografías que mostraban prisioneros desnudos, atados, encadenados, humillados sexualmente, golpeados brutalmente, cubiertos de excremento humano o intimidados con perros en la prisión que EEUU mantiene en Irak, Abu Ghraib, una de las tantas cárceles clandestinas estadounidenses.

    En diciembre, la Cámara de Representantes aprobó una ley que prohibiría a la Agencia Central de Inteligencia usar técnicas de interrogación duras, tales como el tormento de toca.

    El presidente George W. Bush amenazó con vetar el proyecto de ley que, de ser aprobado por el Senado, obligaría a la agencia a obedecer las reglas adoptadas por el ejército estadounidense y a atenerse a la Convención de Ginebra.

    En julio de 2007, Bush firmó una polémica orden ejecutiva sobre el trato a los sospechosos detenidos por la CIA, que no declaraba ilegal el uso de técnicas de interrogación extremas, como el ahogamiento simulado.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik