11:18 GMT +321 Noviembre 2017
En directo
    Noticias

    EEUU, el fontanero mundial. Vedomosti

    Noticias
    URL corto
    0 1 0 0

    El papel de EEUU en materia diplomática se parece al de fontanero mundial, más que al de gendarme. Sus prestaciones son de baja calidad pero no hay nadie para sustituirle. La visita de George W. Bush al Oriente Próximo, por cuestionables que sean sus resultados concretos, es un recuerdo de que EEUU mantiene el monopolio de política exterior.

     

    Después de terminada la conferencia de Annapolis, en noviembre pasado, Bush prometió que en los meses que le quedan del mandato presidencial se firmará un nuevo acuerdo de paz entre Israel y Palestina. En el transcurso de la gira actual, él reiteró esta promesa y manifestó su respaldo total a los respectivos líderes, Ehud Olmert y Mahmud Abbas. Y aunque Bush se mantuvo muy cauto en sus declaraciones, fue el primer dignatario estadounidense en señalar la necesidad de que se establezca un Estado palestino.

    Las iniciativas de Bush con respecto a Oriente Próximo pueden atribuirse, desde luego, al deseo de dejar una impronta en la Historia, lo cual es natural para un presidente saliente. Es verdad que Israel y Palestina pueden elaborar y suscribir algún acuerdo no vinculante, sobre "la continuación del proceso negociador", puesto que muchos expertos creen que el problema es insoluble. Por otro lado,  las únicas personas capaces de resolver un problema son muchas veces precisamente aquellas que ignoran el hecho de que no tiene solución. Bush ya logró atribuir un nuevo dinamismo a las negociaciones de paz y, si éstas continúan, puede pasar a la Historia como catalizador del proceso.

    La visita tiene también una dimensión cortoplacista: su éxito relativo podrá beneficiar las posiciones del Partido Republicano de cara a los comicios presidenciales, compensando la impresión de que la Administración actual ha fracasado en materia de política exterior.

    El resultado más importante que Bush puede exhibir a sus conciudadanos es haber mantenido a EEUU en la condición de principal potencia mundial. De este país siguen dependiendo muchas cosas, y aunque la operación actual en Oriente Próximo no tenga éxito, las partes implicadas volverán a apelar dentro de algún tiempo a Washington. Lo anterior significa que Bush ha podido por ahora preservar para EEUU el mercado de pedidos diplomáticos.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik