En directo
    Noticias

    Precio histórico del petróleo y su amenaza global

    Noticias
    URL corto
    0 1 0 0

    La primera semana del 2008 terminó con la histórica marca en Estados Unidos de 100 dólares por un barril (159 litros) de petróleo en el mercado de futuros de Nueva York.

    La Habana, PL, para RIA Novosti. por Jaime Porcell. La primera semana del 2008 terminó con la histórica marca en Estados Unidos de 100 dólares por un barril (159 litros) de petróleo en el mercado de futuros de Nueva York.

    El momento era esperado después de un año de explosivo aumento en el precio del oro negro de hasta 57 por ciento en 2007 para el crudo de Texas.

    El 2007 cerro con el barril de Texas a 95,98 dólares y el Brent del Reino Unido a 93,85 dólares.

    También el de la OPEP superaba por primera vez en su historia los 90 dólares y terminaba el viernes en 90,92 dólares.

    Al comenzar la semana, el barril del hidrocarburo llegó a 100,09 dólares de manera momentánea en el transcurso de la cotización en Nueva York.

    Los funcionarios de la Bolsa Mercantil de Nueva York, donde se negocian esas operaciones, explicaron que se registró una compra de 10 contratos a 99,90 dólares el barril y, casi a la vez, otra única por 100 dólares.

    Finalmente, la semana cerraba este viernes en 97,91 dólares, pero dejó claro que acontecimientos políticos, climáticos o comerciales pueden romper definitivamente y por un mayor plazo de tiempo la barrera sicológica de los 100 dólares.

    Numerosos economistas estadounidenses y europeos consideran al año 2008 como de un ascenso ilimitado en el valor del combustible fósil por la probada reducción de las reservas mundiales.

    Algunos expertos esperan en un corto período que se compre por encima de 120 e incluso 150 dólares.

    En ese entorno, las existencias de petróleo en Estados Unidos cayeron en la última semana de 2007 a su menor nivel desde los inicios de enero de 2005, de acuerdo con datos sauministrados por el gobierno.

    Según las estadísticas, los inventarios estadounidenses de crudo se redujeron en la última semana del año pasado en cuatro millones de barriles, por séptimo período consecutivo, para cerrar en 289,6 millones de barriles, un declive mayor al esperado.

    En tanto, funcionarios de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) expresaban que el grupo puede hacer muy poco para influir en los precios del crudo, pues la especulación está dominando a ese mercado.

    Factores como el excesivo consumo de Estados Unidos, la demanda de China, India y de otras regiones en vías de desarrollo, y la inestabilidad política en zonas capaces de perturbar el suministro tendrían un peso fundamental en el curso de los precios en el 2008.

    La insuficiente capacidad de refinación mundial sería un complemento negativo, con un golpe a los precios de la gasolina en Estados Unidos y Europa en perjuicio del consumo de los equipos automotores y de la producción.

    La preocupación mayor con el valor del crudo se dirige al aumento de los costos en los sectores de la agricultura, la industria y el transporte, vitales para cualquier economía, en especial para los países importadores y las naciones pobres sin recursos energéticos.

    En ese contexto la inflación sería inevitable para sectores básicos en un mal momento para la economía mundial, tensionada por la contracción crediticia, la amenaza de recesión en Estados Unidos y la expansiva crisis de las hipotecas de alto riesgo.

    Alimentos, la ropa, el turismo, la calefacción en el invierno para las regiones de clima templado, los fletes para la transportación de mercancías y muchos productos de la industria serán cada vez más caros en consonancia con el ascenso del petróleo.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik