12:13 GMT +325 Noviembre 2017
En directo
    Noticias

    Rusia tiene una oportunidad de mejorar las relaciones con Occidente. Komsomolskaya Pravda

    Noticias
    URL corto
    0 1 0 0

    Pakistán está a dos pasos de una guerra civil. Los integristas y la oposición laica están dispuestos a empuñar las armas. Si los comicios parlamentarios fijados para el próximo 8 de enero no llegan a celebrarse o se celebran con graves infracciones, Pakistán podría sumirse en un caos. ¿Qué consecuencias podría tener esto para Rusia?

     

    Serguei Márkov, director del Instituto de Estudios Políticos: "Próximamente, los sucesos de Pakistán no afectarán a Rusia de ninguna manera. Pero si los integristas explotan hábilmente el odio hacia el general Musharraf y llegan al poder o simplemente pasan a ocupar importantes cargos en los organismos de poder, Rusia se enfrentaría con muchos problemas.

    Antes que nada, se operarían cambios radicales en la política mundial: los islamistas al timón de un país nuclear supondrían una amenaza a las demás naciones. En este contexto no pueden descartarse brotes de radicalismo islámico en Rusia.

    Por paradójica que pudiera parecer, pero en esta tesitura Rusia tiene una oportunidad de mejorar las relaciones con Occidente. Porque la política practicada por EEUU en relación con Kosovo, Georgia y Ucrania y el emplazamiento de la defensa antimisiles en cercanía de las fronteras rusas son posibles sólo en ausencia de amenazas realmente serias. Pero si los integristas se hacen con el control del arma nuclear, tanto Rusia como EEUU y la Unión Europea arrostrarían problemas comunes.

    Los sucesos de Pakistán evidencian el fracaso de la política norteamericana. Pero Rusia no debe frotarse las manos de alegría sino estrechar su cooperación con Occidente, consultar en algunas cuestiones a los países occidentales, así como aprovechar sus posiciones en el área para mantener la estabilidad interna".

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik