05:06 GMT +324 Noviembre 2017
En directo
    Noticias

    La oposición rusa opta por un lenguaje de ultimátum. Nezavisimaya Gazeta

    Noticias
    URL corto
    0 1 0 0

    Que Borís Nemtsov haya tirado la toalla en la lucha por la presidencia de Rusia obedece, probablemente, a la nueva estrategia de la oposición respaldada por Occidente. Los opositores se decantan por un ultimátum, quieren restar toda credibilidad  a los comicios presidenciales en Rusia y empujan al mundo hacia la coexistencia entre dos sistemas diferentes, escribe el viernes Nezavisimaya Gazeta en su editorial.

     

    La decisión de Nemtsov es deplorable, señala el diario, al dejar constancia de que nadie le ha prometido a la oposición una vida fácil. En ninguna parte del mundo y, especialmente, en países como Rusia.

    Aunque Occidente reste legitimidad al futuro mandatario ruso, es difícil que éste se sienta acomplejado en las negociaciones sobre defensa antimisil, gas o tratado de armas convencionales. La autonomía de un líder en Rusia será directamente proporcional al interés que tengan las empresas occidentales. El futuro valor de los activos energéticos es tal que los empresarios van a insistir, con gran dosis de probabilidad, en una política de coexistencia pacífica con Rusia.

    El hecho de que Rusia pertenece a un sistema diferente, quedará consagrado en 2008 definitivamente. Pero no es una tragedia. Ha habido largos períodos de este tipo en la historia de las relaciones internacionales.

    Occidente tiene problemas propios y difícilmente ayudará a los rusos en la democratización de su vida interna. Un lenguaje de ultimátum tampoco será productivo, tanto para los opositores en su comunicación con el régimen como viceversa.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik