12:15 GMT +325 Noviembre 2017
En directo
    Noticias

    Cero tolerancia en lugares públicos para fumadores en Francia

    Noticias
    URL corto
    0 210

    Paris, 28 de diciembre, PL, para RIA Nvosti. La ministra de Salud, Roselyne Bachelot, reiteró hoy que la prohibición de fumar en lugares públicos, incluidos cafés, restaurantes y hoteles, será estricta en Francia desde las 00:00 hora local del 1 de enero venidero.

    "No hay ningún tipo de concesión, ni flexibilidad en la media. Cero tolerancia", subrayó Bachelot en declaraciones a medios locales.

     

    Este paso sigue al anterior aplicado a inicios del año en curso, pero la inminencia de la proscripción destapó las protestas de quienes piensan en defender a ultranza "nuestro legítimo derecho".

     

    Dueños de bares y restaurantes, resistidos a crear sitios al aire libre para los fumadores, o algunos en realidad sin posibilidades de hacerlo, realizaron algunas jornadas de protestas en Francia, pero de poco sirvieron.

     

    De hecho, serán hogares y calles los únicos lugares completamente libres en la nación gala para los adictos, aunque ya ciertos edificios de viviendas advierten que también prohibirán el dañino hábito.

     

    La medida forma parte de la ley antitabaco que entró en vigor en todo el país el 1 de febrero de este año, y por la cual se suprimió el nocivo humo primeramente de las escuelas y luego en los centros laborales.

     

    Francia se sumará ahora a la normativa que cumplen desde 2006 Irlanda, Noruega, Italia, Malta, Suecia y Escocia, y desde 2007 Inglaterra y Bélgica.

     

    En Francia se cuentan 14,9 millones de fumadores, de una población por encima de los 60 millones, aunque se dice que hay una disminución gradual a partir de estos pasos y otros como el elevadísimo precio de los cigarrillos.

     

    Cada año se reportan 66 mil muertes a causa del tabaquismo y se calcula que de tres mil a cinco mil fallecidos inhalan el humo pasivamente.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik