En directo
    Noticias

    Hambruna de 1932-1933 fue tragedia común, no sólo ucraniana, dice embajador ruso ante la ONU

    Noticias
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    La hambruna que provocó millones de víctimas en el territorio de la antigua URSS, en 1932-1933, supone una tragedia para todas las naciones postsoviéticas, no solamente para Ucrania, sostiene Vitali Churkin, el embajador ruso ante Naciones Unidas.

    ONU, 13 de noviembre, RIA Novosti. La hambruna que provocó millones de víctimas en el territorio de la antigua URSS, en 1932-1933, supone una tragedia para todas las naciones postsoviéticas, no solamente para Ucrania, sostiene Vitali Churkin, el embajador ruso ante Naciones Unidas.

     "Rusia, Kazajstán, Ucrania y otras repúblicas que formaban parte de la URSS fueron afectadas en 1932-1933 por una tragedia", recuerda el diplomático en una carta enviada a Srgjan Kerim, presidente de la Asamblea General de la ONU. "Millones de ciudadanos inocentes - rusos, kazajos, ucranianos y representantes de otras etnias - murieron a causa de la hambruna masiva acondicionada, en particular, por la política de represalias del régimen estalinista, condenada en reiteradas ocasiones", consta en este mensaje que se hizo circular en la ONU en calidad de documento oficial.

    Es un dolor común para todos los pueblos postsoviéticos, y Rusia, igual que otros miembros de la Comunidad de Estados Independientes (CEI), se compadece con las víctimas de esta tragedia, independientemente de su origen étnico, al decir de Churkin.

    El diplomático ruso cree inaceptable que en el siglo XXI se repitan tragedias similares en alguna parte del mundo, y asegura que Rusia hará el máximo esfuerzo por evitarlo, "contribuyendo al desarrollo de la democracia y garantizando los derechos humanos y la supremacía de la ley". Asimismo, exhorta a continuar el proceso de investigación para rellenar las lagunas históricas que aún subsisten en lo relativo a aquellos acontecimientos.

    La carta del embajador ruso es una reacción a las gestiones de Ucrania, la cual pretende que la ONU equipare la hambruna de 1932-1933, o Holodomor, que es como la llaman en este país, al "genocidio de los ucranianos". El Parlamento ucraniano adoptó una ley especial a este respecto en noviembre de 2006, contemplando sanciones contra cualquier intento de cuestionar en público aquella tragedia. El presidente de Ucrania, Víctor Yúschenko, califica Holodomor como "uno de los crímenes más brutales en la historia de la humanidad" y cree que la interpretación correcta de aquellos acontecimientos dramáticos representa para Ucrania "un test de su capacidad como nación".

    La hambruna de 1932-1933 se extendió a las principales regiones cerealistas de la ex URSS dejando entre 7 y 8 millones de muertos: 3-3,5 millones en Ucrania; 2-2,5 millones en la Federación Rusa; y 2 millones en Kazajstán y Kirguizia, según diversas fuentes rusas. Historiadores ucranianos dicen que Holodomor se cobró 7-10 millones de víctimas, entre ellas, casi cuatro millones de niños.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook