En directo
    Noticias

    Gobierno de Irak declara ilegal al Partido de Trabajadores Kurdistán

    Noticias
    URL corto
    0 0 0 0

    TeleSUR _ 23/10/07 -El primer ministro de Irak, Nuri al Maliki, calificó este martes al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), como un grupo "terrorista" y  ordenó el cierre de sus oficinas en Irak.

    "El PKK es una organización terrorista nociva y hemos tomado la decisión de cerrar sus oficinas y de no permitirle trabajar en Irak", aseguró al Maliki tras una reunión celebrada en Bagdad con el ministro de Exteriores turco Ali Babacan .
     
    El premier iraquí dijo que su Gobierno trabajará "con todos los medios posibles para limitar sus actividades terroristas (del PKK) que amenazan tanto a Irak, como a Turquía".

    Asimismo, mostró la determinación del gobierno iraquí de mantener las mejores relaciones posibles con su vecino turco, e hizo hincapié en que Irak no permitirá que "organizaciones terroristas utilicen el territorio iraquí como base para dañar nuestras relaciones con un país vecino y los intereses comunes que nos unen".

    Subrayó la importancia del rol que pueden jugar en la crisis la comisión iraquí-turca y el comité integrado por Irak, Turquía y Estados Unidos, por lo que se mostró contrario barajar la opción militar (turca) como la única alternativa para terminar con el contencioso.

    La critica posición mostrada por Maliki contra el PKK contrasta con la del presidente iraquí Yalal Talabani, de etnia kurda, que este lunes se limitó a pedirle al grupo separatista que renuncie a la violencia.

    La decisión del primer ministro de cerrar las oficinas de PKK puede que no tenga efecto práctico, ya que la región del Kurdistán iraquí cuenta con un gobierno autónomo y con sus propias fuerzas de seguridad, por lo que está fuera del control del Gobierno central de Bagdad.

    Por otra parte, los ministros de Exteriores de Turquía e Irak, Ali Babacan y Hoshyiar Zebari, dijeron que ambos países evitarán que "algún grupo, comprendido el PKK, envenene las relaciones" entre ambos países.

    "Trabajaremos juntos para resolver el problema", manifestó Zebari, tras las protestas de sectores políticos y pronunciamientos del parlamento de Bagdad contra la decisión de Ankara de habilitar operaciones militares en territorio iraquí.

    El PKK, que ya ha amenazado con responder a un eventual ataque turco, dijo por su parte que cesará ataques contra tropas turcas, si Ankara suspende acciones en el norte de Irak y abre un proceso de paz con respeto de los derechos kurdos.

    Amenaza imperialista

    Finalmente, en medio de las tensiones generadas entre EEUU y sus aliados turcos, Washington optó por alinearse a la decisión de Ankara de ir contra los kurdos, con quienes Turquía mantiene una histórica disputa por la región de Kurdistán.

    El diario Chicago Tribune reportó este martes sobre la posibilidad de acciones militares conjuntas del presidente de Estados Unidos, George W. Bush, y su colega turco, Abdulá Gul para frenar las acciones del PKK.

    El primer ministro británico, Gordon Brown, se sumó  a la causa de Estados Unidos y Turquía, tras expresar en Londres su condena "absoluta" a las acciones del PKK y manifestar su disposición a colaborar con Turquía para "erradicar" a las bases en las que se reúnen los miembros del PKK.

    La posición del gobierno iraquí, aliado de EEUU, surgió luego de los enfrentamientos entre los turcos y los kurdos registrados en las últimas 48 horas en la frontera norte de Irak, donde se han registrado violentos combates en los que perdieron la vida doce soldados turcos y 32 milicianos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

    El conflicto se profundizó luego que este martes se confirmara que ocho soldados turcos, quienes actuaron en los enfrentamientos, se encuentran en poder del grupo separatista y que éstos los han exhibido con una bandera kurda.

    Así las cosas,  el gobierno de Washington y su fiel aliado de Bagdad esperan poder superar la crisis entre turcos y kurdos por la vía diplomática para evitar una eventual incusión militar de Turquía al norte de Irak, región donde se encuentran los kurdos de PKK.

    Y es que una posible incursión al kurdistán iraquí, amenazaría la estabilidad de la única región relativamente tranquila de Irak, tras la invasión de EEUU en 2003 que no ha logrado estabilizar al país árabe.

    Sin embargo, de producirse dicha incursión, tanto Washington como Bagdad han dejado claro su posición en el conflicto entre turcos y kurdos, ya que una fractura en las relaciones con Turquía sería un duro golpe para EEUU pues además de apoyar sus invasiones en Medio Oriente, el territorio turco es clave para el paso de suministros bélicos hacia Irak y Afganistán.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik