23:48 GMT +314 Diciembre 2018
En directo
    Noticias

    Perspectivas del cosmódromo Plesetsk

    Noticias
    URL corto
    0 0 0

    Yuri Záitsev, experto del Instituto de Investigaciones Espaciales, para RIA Novosti. El 15 de julio, hace justo 50 años, en la provincia de Arjánguelsk (al norte de Rusia) se inició la construcción de Plesetsk, cosmódromo nórdico de Rusia.

    Yuri Záitsev, experto del Instituto de Investigaciones Espaciales, para RIA Novosti. El 15 de julio, hace justo 50 años, en la provincia de Arjánguelsk (al norte de Rusia) se inició la construcción de Plesetsk, cosmódromo nórdico de Rusia.

    En aquel entonces, en 1950, en el lugar del futuro cosmódromo se planeaba poner en servicio operacional la primera agrupación de misiles balísticos intercontinentales R-7. Incluso la opción a favor de Plesetsk se hizo partiendo de performances de los mencionados misiles. Para finales de 1963 en Plesetsk se encontraban operativos 15 lanzadores de misiles de cuatro clases: R-7A; R-9A; R-16 y R-16A, uno de ellos era un silo. En septiembre de 1963, de este silo se efectuó el primer lanzamiento de prueba. El inicio a la actividad espacial de Plesetsk se dio en marzo de 1966 a raíz del lanzamiento del satélite Cosmos-112 en el vehículo Vostok.    

    En diciembre de 1968 se coloca en órbita Cosmos-261, el primer satélite internacional del programa de estudios espaciales conjuntos Intercosmos, y a partir de 1972 desde Plesetsk se lanzan sistemáticamente naves espaciales de otros Estados.

    En noviembre de 1994 se firma el decreto presidencial de fundación del Cosmódromo Estatal de Estudios Espaciales del ministerio de Defensa ruso, como parte de Tropas Espaciales. En total, desde 1966 de Plesetsk partieron unos 1600 vehículos que pusieron en órbita cerca de 2000 aparatos espaciales. Hasta hace poco de allí se lanzaban cohetes portadores de clase ligera Cosmos-3M, Tsiklón-3 (de fabricación ucraniana) y Rokot; así como Soyuz-U y Molnia, de clase media. A ese paso, en pocos años Plesetsk se hará la principal pista de lanzamiento espacial rusa, tanto militar como civil, dándose prioridad a nuevos vehículos portadores desarrollados en Rusia.

    De hecho, hace dos años que terminaron los lanzamientos deTsiklón-3, puesto que los arsenales rusos ya no disponen de estos cohetes y no hay planes de encargarlos más a Ucrania. Ya se ha decidido reconstruir la plataforma de lanzamiento de los Tsiklón para vehículos clase ligera Angará. Se ha cesado la producción en serie de Cosmos-M, quedándose pocos cohetes de esta clase. Por otro lado, se dará prioridad a vehículos Rokot, versión modificada de misil balístico intercontinental SS-19 Stilet (según la clasificación de la OTAN). Están previstos como mínimo tres lanzamientos de estos impulsores al año, a medida de que los misiles se retiren de servicio operacional. Además, no se descarta que tras el cierre del cosmódromo Svobodni, localizado en el Lejano   Oriente ruso, se efectúen desde Plesetsk los lanzamientos de los vehículos Strelá y Start, también productos de reconversión.

    En noviembre de 2004, desde Plesetsk fue efectuado un exitoso lanzamiento de la  avanzada versión del portador Soyuz-2 (dentro del programa Rus). Al término de los lanzamientos de prueba, dicha versión del cohete reemplazaría a todos los impulsores de la familia Soyuz, hasta ahora en uso.   

    No cabe la menor duda de que las mejores perspectivas ofrece a Plesetsk el aprovechamiento de portadores clase Angará, que proporcionarán a Rusia un acceso al espacio totalmente independiente. Una importante ventaja de vehículos de esta clase es su universalismo, y de allí, una plataforma de lanzamiento única para cohetes de distinto tipo. Dicha plataforma (desarrollada por la empresa Zvezdochka, localizada en Severodvinsk) es la única en el mundo que permite lanzar tres vehículos portadores de distinta capacidad de carga.

    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDIRÁ OBLIGATORIAMENTE CON LA DE RIA NOVOSTI

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik