En directo
    Noticias

    En Libia confirman la sentencia de muerte para enfermeras búlgaras y médico palestino

    Noticias
    URL corto
    0 0 11

    Moscú, 11 de julio, RIA Novosti. El Tribunal Supremo de Libia ha confirmado la sentencia de muerte dictada a cinco enfermeras búlgaras y un médico palestino, acusados de haber contagiado con VIH a más de 400 niños, informa la agencia Reuter´s.

    "El Tribunal declina la apelación presentada por la parte de descargo y confirma la sentencia de muerte", manifestó el juez Fathi Dhan, concluidas las audiencias.

    De este modo el Tribunal Supremo rechazó la última apelación posible, que fue presentada el 17 de febrero último, luego que el 19 de diciembre de 2006 a los acusados les volvieron a dictar esa severa sentencia.

    Pero todavía les queda la probabilidad de ser absueltos por el Consejo Supremo de la Justicia de Libia, la última instancia que puede cambiar el destino de los condenados a la pena capital.

     A las enfermeras y el médico en cuestión les arrestaron en Libia en 1999, acusándoles de haber contagiado premeditadamente de VIH a 426 niños libaneses.

    Todos ellos trabajaban en un  hospital de la ciudad de Benghazi.

    En 2004, el tribunal de primera instancia dictaminó fusilarlos. Pero ellos presentaron apelación, exigiendo revisar su expediente y afirmando que se les aplicaron torturas para conseguir declaraciones deseables.

    El 25 de diciembre de 2005, el Tribunal Supremo de Libia satisfizo su apelación, anuló la sentencia de muerte dictada antes, así como dispuso volver a investigar el asunto. El Tribunal Supremo de Apelaciones de Trípoli confirmó en diciembre de 2006 la sentencia de muerte dictada en 2004.

    Los parientes de los niños contaminados exigen ejecutar a los acusados, manifestando que mientras dura el proceso ya murieron más de 50 niños contaminados, así como se niegan a recibir cualesquiera compensaciones.

    La Unión Europea exige poner en libertad a las enfermeras búlgaras, calificando de "barbarie" el proceder de las autoridades libias y afirmando que la culpa de ellas no fue probada.

    El médico palestino enjuiciado acaba de recibido la carta de ciudadanía búlgara, la que él solicitó hace dos años.

    Los abogados esperan que si las autoridades libias aceptan extraditar a las enfermeras y el médico, el palestino pueda dirigirse a Sofia junto con ellas.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik