20:04 GMT +320 Octubre 2018
En directo
    Noticias

    Lukashenko emprende el camino de Josip Broz Tito. Vremia Novostei

    Noticias
    URL corto
    0 01

    El deterioro de las relaciones entre Minsk y Moscú en materia energética hace a Alexandr Lukashenko intensificar los contactos con los países del Asia y América Latina. En 2005, el dirigente bielorruso visitó Venezuela e Irán; en marzo pasado viajó a los Emiratos Árabes Unidos; ayer regresó de Omán e India; y en un futuro próximo pretende viajar a Azerbaiyán y realizar una nueva visita a Venezuela.

     

    Tras la subida del precio del gas ruso y la introducción de aranceles sobre el crudo que Moscú exporta a Bielorrusia, Lukashenko prometió estrechar los vínculos de su país con la UE, sin conseguir grandes avances en este terreno. "Las instituciones europeas dieron a entender que la mejora de relaciones será posible únicamente cuando Minsk haya cambiado su política interna", recordó el sociólogo Oleg Manáiev. En cuanto a las naciones asiáticas y latinoamericanas, se están guiando por razones políticas propias y, a corto plazo, podrían ofrecerle a Bielorrusia cierta ayuda, opina este experto. "Ello permitirá tapar algunas brechas en la economía pero difícilmente conducirá al desarrollo de una cooperación estratégica a largo plazo, de manera que Minsk, tras sacar dividendos insustanciales, volverá a la necesidad de construir las relaciones con sus vecinos: la UE y Rusia", señaló él.

    El analista bielorruso Leonid Zaikó piensa que Minsk, al diversificar los contactos en materia de política exterior, procura reforzar su posición en el diálogo con Rusia. "Lukashenko quiere ser uno de los líderes del Movimiento de los No Alineados (MNA)", explicó él. "De este modo, será posible no sólo ampliar el protagonismo de Bielorrusia en el escenario internacional, elevándola a la categoría de jugadores medianos, sino también mejorar las posiciones del líder bielorruso en la negociación con Moscú", agregó Zaikó.

    Uno de los fundadores del MNA fue el dirigente yugoslavo Josip Broz Tito, recordó él. Al promover esta organización, en 1961, "Tito se erigió en un líder para dos terceras partes de la humanidad y así pudo asegurarse contra posibles atentados de Moscú contra su futuro político", precisó el experto. "A Lukashenko le preocupa el decreciente apoyo por parte de Rusia, de manera que pretende aprovechar el Movimiento de los No Alineados en calidad de seguro excelente", concluyó Zaikó.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik