04:43 GMT +313 Diciembre 2017
En directo
    Noticias

    “Tengo esperanza”

    Noticias
    URL corto
    0 0 0

    Moscú, 5 de abril, RIA Novosti. "Tengo esperanza", así se llamará el pabellón ruso en la 52 edición de la Biennale de Venecia dedicada al arte contemporáneo, que se inaugurará en junio de 2007. Es el nombre de la muestra central, la instalación interactiva "Click I Hope", de la artista Julia Milner.

    Será una inmensa pantalla de plasma, que se colocalá a la entrada del pabellón, construido por el célebre arquitecto ruso Alexei Schúsev en 1914. En la pantalla, en todos los idiomas del mundo se reproducirá la frase "Tengo esperanza". Los visitantes, al tocar la pantalla, podrán unirse vía Internet con quienes pensan del mismo modo. Los contadores electrónicos van a reflejar el grado creciente o decreciente de la esperanza que hay en el mundo.

    Según información que obra en poder del periódico "Kommersant", la planta baja del histórico pabellón estará a disposición del grupo AEC, el que, al dejar de dedicarse a la fotografía procesada en ordenador, ha empezado a desarrollar la animación 3D. Allí mismo se colocarán "esculturas sonoras" del diseñador Andrei Barténev.

    En la planta de arriba se podrá ver la instalación "La ducha", de Alexander Ponomariov. El ex marinero le ofrece al público pasmantes espectáculos acuáticos, en particular, un submarino que sale a flote en la parte céntrica de Moscú, enfrente del Kremlin. En Venecia el artista prevé crear un embalse, cuyas aguas se moverán obedientes a un demiurgo invisible. En la sala contigua, Ponomariov colocará una instalación compuesta de numerosas pantallas, dedicada al "ruido informativo". Una ola gigante va a borrar  la información sobrante con la ayuda de limpiaparabrisas.

    La directora de la Casa de Fotografia de Moscú, Olga Svíblova, curadora del pabellón ruso, dará a conocer los nombres de otros participantes rusos de esa prestigiosísima exposición internacional el 26 de abril.

    "Queremos presentar a Rusia como un país de altas tecnologías, pero necesitamos recursos para plasmar esta idea, y los estamos buscando actualmente, confiando en la ayuda de la Agencia Federal para la Cultura y  de unos particulares", dice Svíblova.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik