09:10 GMT +304 Diciembre 2016
En directo
    Noticias

    EEUU ensaya una superbomba a ser empleada en la guerra contra Irán. Nezavisimaya Gaceta

    Noticias
    URL corto
    0 2 0 0

    A comienzos de este mes de marzo, según comunican medios norteamericanos, el Pentágono realizó exitosas pruebas de una nueva  bomba teleguiada, destinada a destruir objetivos fortificados. Las pruebas se realizaron en el polígono White Sands Missile Range, situado en una zona desértica del estado de New México.

     

    En opinión del conocido experto militar ruso Leonid Ivashov, vicepresidente de la Academia de Problemas Geopolíticos, cuyo artículo inserta Nezavisimaya Gaceta, se trata de un hecho bastante sintomático en el contexto de la creciente tirantez en torno a Irán.

    Existen todos los indicios de los preparativos de Washington para emplear la fuerza armada contra la República Islámica. Cerca de sus fronteras se encuentran portaviones con buques de escolta. En esta armada se emplazan 450 aviones y más de 500 misiles de crucero, o sea, un potencial nada despreciable. Según se desprende de las recientes declaraciones del presidente Mahmud Ahmadineyad, Irán ha adoptado una postura muy rígida respecto a las sanciones económicas y militares decretadas por el Consejo de Seguridad de la ONU, lo que incrementa drásticamente la probabilidad de enfrentamiento militar. No cabe la menor duda de en caso de decidir destruir las instalaciones nucleares de Irán, los norteamericanos emplearán la bomba superpotente. Siempre aprovechan la posibilidad de ensayar una nueva arma en medio de hostilidades reales. Ello no obstante, según apreciaciones hechas en la Academia de Problemas Geopolíticos, tampoco puede descartarse la eventualidad de empleo del arma nuclear. Podría hacerlo tanto EEUU, utilizando ojivas nucleares penetrantes, como Israel en respuesta a los golpes nucleares por parte de Irán. La Casa Blanca planea emplear la nueva arma en primer término para destruir búnkeres de hormigón armado, así como galerías subterráneas ubicadas a gran profundidad, en las que se enriquece o se deposita uranio. El contrato de desarrollo de la bomba superpotente, por importe de $30 millones, fue suscrito en 2004 por el departamento de la Fuerza Aérea de EEUU con Boeing.

    Las superbombas se colocarían en los bombarderos B-52 y B-2 que las arrojarían desde grandes alturas sobre objetivos imposibles de destruir mediante otros armamentos. La bomba en cuestión es 10 veces más potente que la bomba (contra búnkeres) BLU-109 de la que está dotada la Fuerza Aérea de EEUU y de Israel. De momento, según todos los indicios, Irán no piensa dar un paso atrás. La armada norteamericana está dispuesta a asestar golpes en las próximas semanas, sostiene Ivashov.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Destacadas