11:20 GMT +312 Diciembre 2017
En directo
    Noticias

    Yegor Gaidar predice a Rusia un colapso económico. Novye Izvestia

    Noticias
    URL corto
    0 02

    De continuar varios años más la actual línea económica, Rusia no podrá evitar un colapso aunque los precios del petróleo se mantengan estables, augura Yegor Gaidar, ex primer ministro y, hoy en día, director del Instituto ruso para la economía de transición.

     

    En materia económica, Moscú viene aplicando una política cortoplacista, como si la vida terminase en dos o tres años, señala Gaidar. Y encima, la eficiencia de la economía en su conjunto va mermando porque el Estado se empeña en extender su control a nuevas empresas que no sabe gestionar.

    El desarrollo de nuevos yacimientos, a medida que se expande la nacionalización del sector primario, va quedando a la zaga del crecimiento del PIB, señala el prestigioso economista ruso.

    Según los pronósticos más optimistas, la producción del crudo va a entrar en una curva descendente en los años 20, y la del gas, en la década siguiente. Hay dos tendencias paralelas, constata Gaidar: la paulatina contracción de la fuente de ingresos y, al mismo tiempo, el continuo incremento de las obligaciones sociales.

    Los recursos disponibles, según él, alcanzarían hasta el año 2015, siempre y cuando no haya cataclismos algunos ni se produzca una caída de los precios del petróleo, la cual es probable. Para superar la crisis, Rusia necesita aplicar una serie de reformas sustanciales, en particular, privatizar los monopolios públicos y formar un fondo de pensiones con el excedente de petrodólares que van acumulando en el fondo de estabilización. Este último representa ya un 9,9% del PIB de Rusia. En Suecia, por ejemplo, llega al cien por cien. Los suecos han invertido estos recursos en valores extranjeros de alta liquidez, obtienen un dividendo anual del 4% y pueden mantener gracias a ello a sus jubilados. Rusia debería hacer lo mismo, opina Gaidar.

    Otro famoso economista ruso, Evgeny Yasin, comenta en términos todavía más críticos las tendencias actuales. ‘Se requiere una modernización urgente y a gran escala en el sector industrial - subraya él -. Un 40% de los equipos disponibles en la industria rusa de transformación corresponde a las tecnologías de anteayer'.

    Alexander Radygin, experto del instituto encabezado por Gaidar, menciona también otros problemas graves: la inercia legislativa, que se traduce en una aprobación demasiado tardía de las leyes más importantes; la práctica del doble rasero que prohíbe a la petrolera Yukos lo que le está permitido a otras empresas, como Sibneft; la corrupción generalizada; y la parálisis del sistema judicial. Lo más probable, según Radygin, es que la actual línea económica se mantenga en los próximos dos o tres años. Y nadie sabe qué es lo que va a pasar después. 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik