En directo
    Noticias

    RUSIA HA ENCONTRADO PRETEXTO PARA ALEJARSE DE IRÁN. NEZAVISIMAYA GAZETA

    Noticias
    URL corto
    0 0 0

    Dos días antes de expirar el plazo del ultimátum formulado por el Consejo de Seguridad de la ONU, que le prescribe a Irán suspender la realización de su programa nuclear, Moscú ha emitido una señal que puede interpretarse como recrudecimiento de su posición mantenida con respecto a Teherán.

     

    Ayer se supo que los suministros de combustible ruso para la central nuclear de Bushire pueden interrumpirse por un plazo indefinido debido a la renuncia de Irán a efectuar los respectivos pagos. El pretexto encontrado le permite a Rusia aceptar las exigencias que formulan

    EE UU y otros países y admitir la introducción de unas sanciones más rigurosas contra la República Islámica.

    Las autoridades de Irán prohibieron efectuar pagos en dólares de

    EE UU. El Banco Central de la República Islámica empezó a admitir euros solamente. Pero al concertarse el respectivo contrato con la Federación de Rusia, el sistema de pagos fue calculado y documentado en dólares. "Según leyes de la Federación de Rusia, no podemos pasar a efectuar pagos en otra divisa, sin concertar un convenio adicional", dijo Irina Yesipova, secretaria de prensa de ATOMSTROYEXPORT, empresa que realiza las obras de construcción en Bushire.

    Según la versión oficial rusa, en la realización del proyecto en Bushire pueden surgir cambios debido a las dificultades con la financiación por parte de Irán. Pero, según la edición, es más probable que se trate de un acuerdo conseguido entre Rusia y otros miembros del "sexteto" (EE UU, China, Gran Bretaña, Francia y Alemania), el que se puede fundamentar pretextando las dificultades creadas por la parte iraní.

    Las fuentes cercanas a las negociaciones ruso-iranias  informan que ya en septiembre la parte rusa le propuso al vicepresidente de la Organización para la Energía Nuclear de Irán, Mohammad Janatian, colocar todos los pedidos de la maquinaria adicional en Rusia, pero la parte iraní prometió resolver ella misma el problema de suministros acelerados.

    En nuestra opinión, Irán no quiere construir nada más en Bushire, dijo una fuente cercana a ROSATOM. A su modo de ver, si se introducen nuevas sanciones, Teherán puede renunciar a cooperar con la Agencia Internacional de Energía Atómica, lo que haría imposible para Rusia proseguir las obras en Bushire.

     

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik