17:55 GMT +311 Diciembre 2018
En directo
    Noticias

    CARRERA DE ARMAMENTOS ESPACIALES: RUSIA HA HECHO SU OPCIÓN. IZVESTIA

    Noticias
    URL corto
    0 0 0

    El problema de militarización del espacio ha vuelto a imantar la atención después de que misil chino batiera a una altura de 900 kilómetros un satélite meteorológico chino cuya vida útil expiró. Una de las explicaciones de ello es la reacción de China a la política de Washington que está reanimando la carrera de armamentos espaciales.

     

    En octubre de 2006, George Bush firmó la directriz Política nacional en el espacio que inviste a EE.UU. del derecho a "impedir el acceso al espacio a cualquier país adverso a los intereses de EE.UU.".

    Los políticos y militares deben definir las formas de exploración del espacio. Rusia ya ha hecho su opción al redactar el anteproyecto de tratado prohibitorio de colocar armas en el espacio. Esta postura no se debe a la escasez de recursos (todos saben que las armas de alto contenido tecnológico implican fuertes gastos) sino al firme convencimiento de que en la órbita no debe colocarse lo que mata.

    Alexander Bobrov, oficial del Ministerio de Defensa, considera que para prevenir la carrera armamentista en el espacio es preciso poner énfasis en la prohibición de las acciones y sus consecuencias y no en los instrumentos mediante los que tales acciones puedan realizarse. Tal enfoque permitirá evitar las innecesarias discusiones y la definición del concepto "arma espacial".

    Mientras no se firme el tratado que prohíba  toda acción contra ingenios espaciales, no puede descartarse tanto la aparición de satélites asesinos como de satélites guardianes, lo que inevitablemente conducirá a la carrera armamentista en el espacio. Ya circulan noticias de que China ventila la posibilidad de articular su propio sistema antisatélite. El proyecto chino supone colocar en la órbita circunterrestre satélites pequeños (de hasta 1 kilo) que, cual parásitos, se acoplen a los satélites del probable adversario y los eliminen en caso del conflicto en la Tierra. Es cierto que hoy por hoy, sólo EE.UU. es capaz de diseñar y lanzar satélites poco detectables. Por lo menos dos satélites invisibles fueron lanzados en 1990 y 1999.

    De momento no se tiene un concepto claro de los satélites espía. Estos ingenios son instrumentos de control nacional sobre la observancia de los tratados nacionales por todos los países partes, sobre los lanzamientos no sancionados de misiles. Los satélites espía objetivamente están llamados a mantener transparente la actividad militar. No en vano el general Vladimir Popovkin, Comandante de las Tropas Espaciales de Rusia, manifestó que su país está dispuesto a establecer un control global sobre el espacio. Entre los derroteros prometedores el general mencionó la creación de una agrupación orbital integrada por 48 satélites dotados del sistema de control del espacio de nueva generación.

    La situación con el arma antisatélite semeja la con el arma nuclear. En su tiempo la URSS y EE.UU. se dieron cuenta de que una amenaza incontrolable por ambas partes conducía a un atolladero. Pero ahora en la órbita, igual como en la esfera nuclear, aparecen jugadores nuevos a quienes les importan un comino "las normas de la etiqueta espacial".

     

     

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik