03:09 GMT +318 Octubre 2017
En directo
    Noticias

    EL NUEVO ACUERDO DE COOPERACIÓN ENTRE RUSIA Y LA UNIÓN EUROPEA ES IMPRESCINDIBLE. NEZAVISIMAYA GACETA

    Noticias
    URL corto
    0 1 0 0

    El conflicto cárnico entre Rusia y Polonia impidió actualizar el acuerdo de cooperación entre Rusia y la Unión Europea. La cumbre de Helsinki trasluce el importantísimo problema del carácter de la cooperación entre Rusia y la UE.

     

    La carne polaca entraña no sólo regateo sino también política. La actitud antirrusa de Varsovia es compartida por algunos miembros flamantes de la UE, a los que se apresuró a adherirse incluso Rumania. Este país por el momento ni siquiera dispone de estatus oficial de miembro de la UE. Las fuerzas mencionadas se empeñan en hacerse con las garantías de control sobre todos los pormenores de las relaciones entre Rusia y la UE.

    Los temas vidriosos hacinados tan sólo en el último año son muchos: Ucrania, Georgia, Moldavia, Polonia, países bálticos, Carta de la Energía, seguridad de los suministros de agentes energéticos y energía, la europolítica de vecindad, HAMAS, inversiones rusas en los países de la UE. Sin hablar ya del estado de la democracia, los derechos humanos y la libertad de expresión en Rusia. Cualquiera de los temas arriba mencionados provoca críticas contra Moscú. Más aun, su política, sus declaraciones y acciones siempre son interpretadas como amenaza a los viejos y nuevos miembros de la UE y a Occidente en su conjunto.

    Estas invectivas, sin importar los motivos que las hayan generado, pueden traducirse en un problema serio que obstaculizaría la asociación estratégica entre Rusia y la UE y, de paso, deteriorarían sensiblemente la imagen de Rusia tanto en países aislados de la UE como en Europa en su conjunto.

    En esta relación, la parte rusa, velando firmemente por sus intereses, debería prever las consecuencias de semejantes "problemas técnicos" y pronosticar lo delicadas que podrían ser otras situaciones parecidas en el espacio europeo. Evidentemente, en cualquier situación, la UE defendería los intereses de sus miembros y de los países respecto a los que tenga ciertos planes.

    Por lo demás, todo sigue su cauce. Rusia y la Unión Europea están tan fuertemente unidas por los lazos energéticos, comerciales, afinidad de intereses en varios importantísimos ámbitos de política exterior que la ruptura entre ellas de hecho es imposible. El nuevo acuerdo será suscrito sin lugar a dudas. Si no es suscrito hoy, con toda seguridad lo será mañana. Pero después de la cumbre de Helsinki resulta evidente que será un asunto mucho más complicado que los
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik