17:30 GMT +320 Octubre 2017
En directo
    Noticias

    RUSIA SÓLO EXIGE QUE EUROPA LA RECONOZCA COMO SOCIO IGUAL Y SOBERANO. ROSSIYSKAYA GACETA

    Noticias
    URL corto
    0 0 0 0

    El futuro acuerdo marco sobre la cooperación entre Rusia y la UE, cuyo desarrollo debería iniciarse en la cumbre protagonizada por ambas partes en la capital finlandesa, ha de elevar las relaciones bilaterales a un nivel conceptualmente nuevo. La única condición que pone Moscú es que la Unión Europea renuncie finalmente a los estereotipos del pasado y la reconozca como socio igual y soberano, nada más que eso, escribe Fedor Lukianov, director de la revista ‘Rusia en la política global'.

    La Rusia de hoy es diferente a la de 1994, cuando se contentaba con cualquier regalito, la ayuda humanitaria o una línea crediticia abierta por el FMI. En la actualidad, Rusa es una de las economías más pujantes del mundo y propietaria de ingentes reservas de oro y divisas cuyo volumen va a colocarla próximamente en la tercera posición a escala global. A diferencia de esta Rusia en proceso de desarrollo dinámico, Europa se ve muchas veces estancada en su evolución. Y Occidente empieza a darse cuenta de que Rusia es una de las claves para su propio progreso económico.

    Algunos políticos de la Europa del Este, en cambio, parecen haber desapercibido ese cambio y continúan pensando por inercia que Moscú debería sentirse tan feliz como antes cuando adquiere en la UE, por ejemplo, en Polonia o Rumania, productos alimenticios, ya se trate de algunas mercancías caducadas y que no tienen certificados necesarios. Y que también debería ratificar la Carta Europea de Energía, aunque dicho documento no responda a sus intereses nacionales. Varsovia no entiende, probablemente, que esta postura suya resulta mucho más perjudicial para Bruselas que para Moscú. Son los dirigentes de la UE quienes procuran actualmente meter en el nuevo acuerdo con Rusia algunos elementos de la Carta de Energía, puesto que Moscú se opone categóricamente a ratificarla. Aunque parezca paradójico, la actuación de Polonia le hace el juego a Rusia. Si no se firma el nuevo convenio, no pasa nada, dice el Kremlin. Viviremos en consonancia con el antiguo acuerdo que no hace mención alguna de la Carta de Energía.

    Sería contraproducente machacar el tema de la carne polaca, la cual ha sido una mala pasada para Bruselas. Hay asuntos de mayor importancia como, por ejemplo, la seguridad internacional, la no proliferación de las armas nucleares o las hojas de ruta para crear cuatro espacios comunes acordados por Moscú y Bruselas en mayo de 2005: humanitario, de economía, seguridad exterior e interna. Lo fundamental es seguir mirando al futuro y no al pasado donde hay sombras temibles.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik