08:38 GMT +319 Octubre 2017
En directo
    Noticias

    LA RUSA BASEL QUIERE INVERTIR EN UN YACIMIENTO DE COBRE EN AFGANISTÁN. VEDOMOSTI

    Noticias
    URL corto
    0 310

    El magnate ruso Oleg Deripaska ha encontrado en el extranjero otra obra para hacer inversiones, esta vez, en Afganistán. Soyuzmetalresource, una entidad controlada por la corporación de Deripaska, Basel, disputará la licencia para el desarrollo de Aynak, un yacimiento cuprífero con ley de 2,3% cuyas reservas se calculan en 240 millones de toneladas.

     

    En el concurso, cuyos resultados se darán a conocer dentro de dos meses, participan la canadiense Hunter Dickinson, las chinas Zijin Mining Group y China Metallurgical Group, la hindú Hindalco Industries, la estadounidense Phelps Dodge Corporation, la kazaja Kazakhmys, y las rusas Tiazhpromexport y Soyuzmetalresource.

    Los técnicos rusos conocen perfectamente este yacimiento, puesto que participaron en el proceso de su exploración, en los años 70, y en la década siguiente barajaron conjuntamente con los afganos la posibilidad de instalar en Aynak una planta de enriquecimiento para exportar el cobre hacia Europa, recuerda Víctor Kargun, experto en estudios afganos.

    También es verdad que Afganistán implica una serie de fuertes riesgos políticos y económicos, reconoce él. En la provincia de Lohar, donde se encuentra el yacimiento cuprífero, reaparecen de vez en cuando las milicias de Gulbeddin Hekmatiar, ex primer ministro afgano y uno de los adversarios más serios para el actual presidente Hamid Karzai. En el pasado, Hekmatiar había sido para los militares soviéticos el jefe más odioso de la resistencia muyaheddín.

    Otros analistas rusos objetan a ello que las empresas extranjeras suelen trabajar también en países poco tranquilos, como Nigeria, Congo o Gana, poniendo simplemente guardias armados en el perímetro de un yacimiento, y que existen naciones de riesgo todavía mayor, por ejemplo, Bolivia, cuyo Gobierno ha decidido nacionalizar la industria petrolera y, más tarde, la minería.

    Afganistán avanza hacia la creación de un Estado civilizado, dicen ellos. Asimismo, recuerdan que las licencias son baratísimas en los países de riesgo elevado, por lo cual el futuro ganador del concurso tendrá que pagar apenas unos cuantos millones de dólares por los derechos de explotación de Aynak.

    Un yacimiento como éste alcanza para producir anualmente casi 220.000 toneladas del cobre durante dos décadas. La construcción de una planta de enriquecimiento, que se haría operativa en cuestión de cinco años, costará más de 200 millones de dólares. Con un precio de US$1.100-1.200 por tonelada, el proyecto ya se haría rentable, pero algunos expertos señalan que el precio medio será de US$6.800 en el año 2006, y de US$3.300 en 2011. 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik