08:39 GMT +319 Octubre 2017
En directo
    Noticias

    GEORGIA Y UCRANIA NO SERÁN INVITADAS A LA OTAN DURANTE LA PRÓXIMA CUMBRE DE RIGA. ROSSIYSKAYA GACETA

    Noticias
    URL corto
    0 0 0 0

    El Senado de EE.UU. ha adoptado un proyecto de ley que apoya a Georgia y Ucrania en su intención de incorporarse a la OTAN pero ello no significa que estas naciones reciban una invitación formal para el ingreso durante la próxima cumbre de la Alianza en Riga, escribe Alexander Rahr, experto del Consejo alemán para la política exterior. A Tbilisi y Kiev les esperan todavía varios años de labor muy ardua para cumplir con todos los requisitos de la OTAN.

     

    A la Unión Europea le gustaría parar con lo que se ha conseguido en la década del 90 pero Estados Unidos quiere seguir adelante viendo en la OTAN una estructura global, y no simplemente una organización defensiva concebida para proteger a la comunidad transatlántica. Washington necesita una ampliación de la OTAN para asegurarse nuevas cabeceras de playa, encontrar nuevos aliados y nuevos recursos en la guerra contra el terrorismo internacional.

    Otro objetivo, aunque no se menciona explícitamente, es frenar el ascenso de nuevas superpotencias, tales como China y Rusia, en el escenario de la política global.

    La derrota norteamericana en Afganistán e Irak genera un trasfondo negativo para la última fase del gobierno de George W. Bush. Perdiendo en el Medio Oriente, Bush quisiera atribuirse la imagen del vencedor y por lo menos pasar a la Historia en calidad de político que haya conseguido ampliar la OTAN hacia el espacio postsoviético. Y sin embargo, la ulterior expansión de la Alianza parece poco probable ahora porque algunas naciones occidentales muestran escaso entusiasmo ante tal perspectiva.

    Muchos en Occidente creen que Rusia no es lo suficientemente fuerte como para oponerse a los intereses de EE.UU. y la UE, y que por tanto se va a tragar cualquier píldora. Se piensa que en materia de política exterior será posible en todo momento silenciar o sobornar a las élites rusas, por ejemplo, ofreciéndole a Moscú el pasaje a la OMC.

    A corto plazo, Rusia mantendrá una actitud crítica con respecto a la OTAN y se sentirá molesta con el respaldo que EE.UU. presta a la expansión de la Alianza. En el futuro, sin embargo, no es descartable que Moscú se vea obligada a entablar con la OTAN una cooperación más estrecha, por ejemplo, para luchar contra el terrorismo internacional o asegurarse el apoyo de la Alianza frente a las eventuales presiones por parte de China, la cual va cobrando más fuerza.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik