17:44 GMT +319 Octubre 2017
En directo
    Noticias

    LOS RUSOS SE HAN ENCARIÑADO CON EL GOBIERNO Y NO QUIEREN CAMBIAR AL PRESIDENTE DEL PAÍS. VREIMIA NOVOSTEI

    Noticias
    URL corto
    0 0 0 0

    Los ciudadanos de Rusia, que por tradición valoran altamente la actividad del presidente del país, empiezan a mostrar una actitud más benévola hacia otras instituciones de poder también. Contra el primer semestre de 2006, ha crecido el nivel de aprobación del trabajo del Gobierno y las dos cámaras del parlamento, afirman expertos del VTSIOM.

    A la par con explicarlo con las clásicas fluctuaciones de opiniones por temporadas, los expertos lo atribuyen también a cierta estabilización económica que se registra en el país.

    De enero a abril, valoraban positivamente la actividad del presidente del 72 al 75% de los interrogados; y de mayo a octubre, del 77 al 79%. El nivel de la aprobación del trabajo del Gobierno era del 31 al 38% de enero a junio, y de la desaprobación, del 47 al 51%. Entre julio y octubre, las referencias positivas de hecho se igualaron en número a las negativas, por vez primera en el tiempo que lleva funcionando el Gabinete de Ministros encabezado por Mijail Fradkov: el 41%  contra el 44%.

    En el VTSIOM no lo consideran inesperado ni muy significativo. Según su director para comunicaciones, Igor Eidman, en verano los respondientes se encuentran más relajados y perciben mejor la vida y a las autoridades; además, tal porcentaje se debe a que se observan cambios positivos en la economía del país.

    A su vez el director del grupo analítico "Mercator", Dmitry Oreshkin, considera dignas de atención tales cambios. "Son cifras notables, porque exceden el error estadístico", opina él, añadiendo que existen cambios positivos reales: aumentan pensiones, subieron salarios  en las empresas financiadas con cargo al presupuesto.

    Según Oreshkin,  hasta las elecciones federales la situación no va a cambiar mucho. El cuadro general será más o menos positivo, las autoridades procurarán infundir entusiasmo a la gente. Pero las demandas de la población crecen rápido, mientras que siguen acumulándose riesgos sistémicos, dijo.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik