05:25 GMT +324 Octubre 2017
En directo
    Noticias

    RUSIA FOMENTA LA COOPERACIÓN CON APEC

    Noticias
    URL corto
    0 1 0 0

    Artículo del Presidente de la Federación Rusa Vladimir Putin, publicado en varios países miembros de la APEC en vísperas de la cumbre de Hanoi

    Artículo del Presidente de la Federación Rusa Vladimir Putin, publicado en varios países miembros de la APEC en vísperas de la cumbre de Hanoi 

     

    Rusia formalizó su ingreso en la Organización de Cooperación Económica Asia-Pacífico en el año 1998. En vísperas de una nueva cumbre de APEC, con sede en Hanoi, quisiera transmitirles mi punto de vista sobre los éxitos conseguidos por esta estructura multilateral y sobre las perspectivas de fomento de la cooperación entre Rusia y la APEC.

    En los 17 años transcurridos desde su creación, el Foro se desveló como una de las estructuras de integración más representativas y prestigiosas en la cuenca Asia-Pacífico, destacándose por altas tasas de crecimiento económico de los países miembros. Los expertos rusos llegaron a la conclusión compartida de que el Foro irá aumentando su relevancia en el mundo.

    En su condición de potencia euroasiática, Rusia relaciona los planes de desarrollo socioeconómico -en especial en Siberia y en el Lejano Oriente-con una enérgica incorporación a los procesos de integración regional. Es la opción estratégica que hizo Rusia.

    Resultan sumamente importantes las experiencias de APEC en la implementación de las reglas de cooperación económico-comercial y en materia de inversión. Desde luego, la acción conjunta en este terreno se rige, principalmente por las normas de la OMC, organización en la que Rusia todavía no ha ingresado. No obstante, seguimos de cerca el trabajo que se realiza y en la medida de lo posible aportamos nuestra contribución a la reducción de los costes de transacción y de la excesiva presencia del Estado en la economía y a la actualización de las legislaciones nacionales que regulan la economía.

    Rusia hace suyas las metas que ha fijado la APEC: potenciar la iniciativa privada, impulsar el diálogo entre el Estado y la comunidad empresarial, promover el desarrollo de PUMEs y dar solución a los problemas sociales. Despiertan interés las zonas de libre comercio de diversa configuración que funcionan en el espacio de APEC. Se analizan detenidamente nuevos modelos de mejorar el clima inversionista en Rusia, sugeridos por nuestros socios, y las experiencias en la lucha contra la corrupción. Todo eso contribuye al avance de las reformas en el país y a la diversificación del comercio exterior ruso.

    Rusia se solidariza con las ambiciones económicas y sociales que tienen los miembros del Foro y nos gustaría que sea positiva la evaluación del Plan Individual de Acción dentro de APEC.

    En Hanoi habrá que discutir la aplicación de la "hoja de ruta" trazada con el fin de llevar a la práctica los acuerdos alcanzados en Bogore. Es de esperar que en la región prosperen los proyectos de acción conjunta en materia de comercio e inversión.

    Al propio tiempo resulta evidente que el camino escogido está erizado de obstáculos. Se asiste a los cambios en la situación política y económica en el mundo. Nuevos retos ponen en peligro la seguridad y la estabilidad globales y por ende el desarrollo económico sostenible a escala mundial y regional. Hay que impedir que las normas rígidas de integración, contenidas en la declaración de Bogore, entren en contracción con la lógica de desarrollo global y con las potencialidades reales de las economías de APEC.

    En el momento de su creación en la APEC prevalecía el componente económico. Pero importa prestar mayor atención a los problemas internacionales y regionales de actualidad.

    Se promueve al primer plano la tarea de reprimir al terrorismo internacional. Existen las diferencias en los niveles de desarrollo económico de los países de la cuenca Asia-Pacífico, incluidos los miembros de APEC. No es ningún secreto que en algunas economías menos desarrolladas los terroristas tratan de buscar "refugio provisional". Ante esta situación, además del objetivo de desmantelar las redes terroristas, resulta indispensable ir erradicando las causas que dan pie a este fenómeno: pobreza, hambre y desempleo crónico. Hay que ir reduciendo las diferencias en los niveles de desarrollo socioeconómico de los Estados y pueblos.

    Estoy convencido de que la APEC ofrece muchas posibilidades para lograrlo. Al estimular la cooperación entre el Estado y la libre empresa y la actividad  inversionista, no debemos olvidar nuestro deber de contribuir al desarrollo de los países más pobres. En primer lugar, se debe utilizar con estos fines fondos de la APEC, así como recursos que otorguen organizaciones internacionales e instituciones financieras a solicitud del Foro.

    No menos actual es el vector humanitario e ideológico de la lucha antiterrorista. Reviste una especial importancia la iniciativa de la APEC de desarrollar diálogo entre las culturas y religiones. La región Asia -Pacífico, con su gran diversidad cultural y étnica, debe elaborar una fuerte inmunidad ante la ideología de la llamada "confrontación entre civilizaciones", ante el nacionalismo y el extremismo. Estoy seguro de que el espíritu de la confianza, tolerancia y cooperación, propio de la APEC, constituye una buena base para cumplir esta tarea. Es muy simbólico, a mi modo de ver, el que entre los elaboradores de la mencionada iniciativa se hayan mostrado muy activas Indonesia y Rusia, países con población única en cuanto a su diversidad étnica y confesional.

    Hace falta proseguir la labor orientada a obstruir canales de nutrición financiera al terrorismo. La APEC se ha planteado tal tarea de un modo bastante concreto. Ello vuelve a confirmar la capacidad del Foro de adaptarse a las nuevas realidades. Quiero subrayar que Rusia está dispuesta a cooperar enérgicamente en este campo con otros países.

    También estamos abiertos para incrementar cooperación en el marco de la APEC en la lucha contra el crimen organizado, el narcotráfico y el contrabando de armas. Los organismos judiciales de nuestros países no  sólo son capaces de organizar el intercambio de información en esa materia, estoy seguro de ello. Se prevé elaborar y realizar  acciones coordinadas apuntadas contra los infractores de la Ley.

    Consideramos sumamente importante garantizar la seguridad en el transporte y en materia de información, lo cual es una de las condiciones principales del funcionamiento de las arterias comerciales y  telecomunicaciones, que son de importancia vital  para la extensa región Asia - Pacífico. Tanto los organismos oficiales como los círculos empresariales están igualmente interesados en que esas arterias funcionen en régimen normal y estén bien protegidas contra cualesquiera atentados criminales.

    Un aporte concreto de Rusia a ello es la iniciativa de desarrollar un sistema de protección de los objetivos clave de la infraestructura energética,  el que comprenda la reacción expeditiva ante las eventuales amenazas. Nuestro país la promovió en el marco del Grupo Especial de la APEC para la Lucha Antiterrorista.

    La seguridad energética internacional tiene importancia clave para el desarrollo de la economía. Reconocemos que se trata de un problema muy actual para muchos países de la APEC debido al crecimiento de los precios mundiales del petróleo.

    Como una de los principales suministradores de agentes energéticos a los mercados globales, Rusia está abierta para cooperar en este sector.  Estamos convencidos: hace falta basar la cooperación en el principio de beneficio recíproco y la responsabilidad mutua de los productores y los consumidores de los agentes energéticos, en una justa distribución de riesgos entre ellos y el intercambio de haberes en el sector energético. En relación con ello quiero señalar que el plan de acciones aprobado durante la reunión en la cumbre del G8 celebrada en San Petersburgo prevé adoptar medidas con el fin de aumentar la transparencia, la predecibilidad y la estabilidad de los mercados energéticos y mejorar globalmente el clima inversionista. A la par con ello es importante desarrollar tecnologías de ahorro de energía, diversificar los tipos de agentes energéticos y las rutas de su transporte.

    Hace falta dar pasos prácticos sustanciales en materia de garantía de la seguridad de la infraestructura energética, en la lucha contra la pobreza energética y la solución de problemas ecológicos.

    Todas estas cuestiones revisten una especial actualidad dada la apremiante necesidad de crear en la región Asia - Pacífico una nueva y más segura configuración energética. Rusia está dispuesta a tomar parte activa en la realización de este ambicioso plan. Es más, pensamos proponer y realizar varios proyectos concretos atinentes a la infraestructura. Se trata de construir tuberías para suministrar hidrocarburos a la región Asia - Pacífico desde la parte Este de nuestro país. Creo también que los mecanismos de que dispone la APEC permiten cumplir eficazmente la tarea del suministro ininterrumpido de energía a la región.

    La cooperación en el marco de la APEC abre  también nuevas posibilidades para la lucha contra las dolencias infecciosas. Responde a los intereses de todos nosotros lo de crear un eficaz sistema de intercambio de información y de coordinación de las medidas a tomar ante la amenaza de epidemias y pandemias. Apoyamos de lleno el desarrollo de la cooperación entre los países miembros de la APEC en materia de aviso temprano  sobre el surgimiento de situaciones de emergencia en la región, así como en la liquidación de sus consecuencias con esfuerzos mancomunados.

    Es de suma importancia para nosotros la experiencia de cooperación en materia de innovaciones que se acumula en la APEC,  especialmente en el desarrollo de nanotecnologías y el intercambio de conocimientos en la informática y las biotecnologías. Rusia se manifiesta por intensificar la colaboración en estos y otros derroteros, que van a determinar el progreso científico y tecnológico en el futuro próximo. Los Estados de la APEC deben dedicar más atención, por supuesto, a cooperar más estrechamente en materia de educación.

                                *       *       *

    Para concluir, quiero volver a subrayar: miramos con optimismo al futuro de la APEC. No nos faltan fuerzas para responder a los nuevos retos y proseguir nuestro avance hacia el logro de los objetivos planteados. El vector fundamental de este avance está resumido en el tema central de la próxima reunión en la cumbre de la APEC, que se celebrará en Vietnam: "Hacia una dinámica comunidad, en bien del desarrollo sostenido y la prosperidad".

    Rusia, fiel a su opción hecha en la región Asia - Pacífico, está dispuesta a tomar parte activa en el cumplimiento de las ambiciosas tareas que se plantea el Foro.

    Estoy seguro de que el Foro de la APEC, que ya ha logrado resultados impresionantes, todavía es capaz de hacer mucho en beneficio de nuestros Estados y pueblos, en interés de la paz, la estabilidad y el progreso de nuestra región común.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik