22:05 GMT +323 Octubre 2017
En directo
    Noticias

    SE VENDEN HUÉRFANOS AL POR MAYOR. ROSSIYSKAYA GACETA

    Noticias
    URL corto
    0 1 0 0

    Según las estadísticas, en Rusia hay casi 800.000 niños huérfanos o abandonados por sus padres. Y la práctica de adopciones internacionales es un tema que desde hace 15 años permanece aquí en el centro de polémicas acaloradas. Sólo EE.UU. adopta anualmente a 6.000 huérfanos procedentes de Rusia.

     

    El pasado año, después de que varios menores rusos murieron en EE.UU. por culpa de los padres adoptivos, la Fiscalía organizó una inspección en casi 900 agencias rusas que se especializan en las adopciones. El cuadro era espeluznante. Muchas entidades trabajaban sin licencia alguna o tenían permisos caducados; en una de cada tres no había ningún dato sobre los niños ya adoptados, por lo cual resultaba imposible comprobar qué ha sido de ellos. También suscitaba numerosas críticas la práctica de adopción independiente que, en rigor, permitía exportar a los menores a título particular, tal y como sucedió con la mayoría de los huérfanos rusos que más tarde murieron por maltrato en el país de adopción. Los directores de algunos orfanatos rusos se vieron en el banquillo de los acusados, pues justamente el personal de tales establecimientos se encargaba muchas veces de seleccionar a los niños ‘convenientes', a cambio del dinero que pagaban representantes extranjeros.

    Una nueva resolución aprobada por el Gobierno ruso hace imposibles esas infracciones, de modo que el tema de la adopción debería quedar finalmente al margen de escándalos, polémicas y persecuciones penales.

    Las organizaciones extranjeras que se dediquen a las adopciones en Rusia podrán ser de dos tipos: públicas o no gubernamentales. Estas últimas deberán tener una experiencia mínima de cinco años en el respectivo país de origen y presentar las recomendaciones de sendo Gobierno. La resolución también define al detalle el procedimiento de las inspecciones, para poder comprobar cómo les va a los niños adoptados en su nueva patria, hasta que ellos tengan la mayoría de edad. Los informes correspondientes deberán ser firmados por departamentos consulares de Rusia, y las agencias que incumplan alguna cláusula del nuevo reglamento se expondrán a problemas muy serios.

    Asimismo, el documento prohíbe a las agencias de adopción extranjeras contratar como empleados a las personas que guarden alguna relación con los huérfanos, es decir, a sus familiares, médicos, profesores o trabajadores sociales.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik