23:51 GMT +323 Octubre 2017
En directo
    Noticias

    FISCAL ITALIANO PIDE 300 AÑOS DE PRISIÓN A 57 PERSONAS QUE ESCONDÍAN AL "PADRINO" SICILIANO

    Noticias
    URL corto
    0 1 0 0

    Roma, 16 de noviembre, RIA Novosti. El fiscal de Palermo pidió condenar a 300 años de privación de libertad a 57 personas que ayudaban a esconderse de la justicia a Bernardo Provenzano, el "padrino" de la mafia siciliana.

     

    El jefe supremo de Cosa Nostra fue arrestado en abril de 2006, pero hasta ahora sigue guardando silencio. No habla ni con el abogado, sólo trata con los carcelarios, los que lo están vigilando día y noche, pero "habla" con ellos en un lenguaje de ademanes, que ellos todavía no han logrado descifrar.

    Durante un largo tiempo de Provenzano no se sabía de hecho nada. Los detectives no tenían ni su foto, contentándose con un retrato robot.

    Él desapareció sin dejar huella hace 43 años, y desde entonces la policía hacía infructuosos intentos de localizarlo. En 2000, con la ayuda de dispositivos de escucha colocados en una casa rural cerca de Palermo, se pudo grabar una conversación en que participó Provenzano, pero sólo al cabo de 5 años se pudo averiguar que una de las voces grabadas era de él. Lo confirmó durante interrogatorio uno de los mafiosos, Nino Guffre, que aceptó cooperar con la Justicia.

    El asilo donde se escondía Provenzano fue descubierto después de haber seguido durante un largo tiempo a su esposa, quien valiéndose de una intrincada red de intermediarios, le mandaba mensaje de tiempo en tiempo.

    Al cabeza de la mafia siciliana lo detuvieron en una granja abandonada, cerca de la localidad de Corleone. Al arrestado lo llevaron en helicóptero primero a un aeropuerto militar de la isla, y de allí, a la comisaría principal de Palermo.

    Actualmente, Provenzano se encuentra en una cárcel de la provincia de Umbría. Lo tienen estrictamente aislado y vigilado durante las 24 horas por policías y cámaras de vídeo.

    Los jueces de instrucción todavía no han logrado obtener ninguna información de él.

    La mafia italiana, a pesar de que muchos de sus "padrinos" están encarcelados, sigue siendo muy poderosa. Controla el mercado de drogas y muchos sectores de economía del país, influye sobre la política, especialmente en la zonas meridionales de Italia.

    Pero quienes luchan contra la mafia creen en las palabras que pronunció el juez Giovanni Falcone, matado por el clan siciliano en 1992.

    Poco antes de morir, Falcone dijo a sus colegas: La historia de la mafia   tuvo su comienzo, ello quiere decir que tendrá el fin también.

     

     

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik