23:57 GMT +323 Octubre 2017
En directo
    Noticias

    RUSIA VUELVE A SER ADVERSARIO POTENCIAL PARA EE.UU. MOSKOVSKIE NOVOSTI

    Noticias
    URL corto
    0 210

    No podemos afirmar a priori que la victoria del Partido Demócrata en las elecciones al Congreso de EE.UU. suponga el advenimiento de políticos que se perciben como hostiles por la actual Administración rusa, escribe Víctor Kremeniuk, subdirector del Instituto ruso de estudios sobre EE.UU. y Canadá. Favorito Durante el gobierno de Clinton, quien era un demócrata, la relación entre Washington y Moscú era excelente. Pero también es verdad que Rusia ha cambiado desde entonces.

     

    La irritación recíproca ya empieza a desbordar. Los sectores ultranacionalistas en Rusia le atribuyen a EE.UU. todos los pecados habidos y por haber. Washington, especialmente, los representantes del Partido Demócrata, pagan con la misma moneda.

    La buena relación personal entre Vladímir Putin y George W. Bush es lo único que frena esa creciente irritación mutua al borde de una escalada. Pero las posiciones de Bush se han deteriorado notablemente y él tendrá que sacrificar a numerosas figuras para calmar el descontento de la oposición. Ha empezado con el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, pero también podría, para complacer al Congreso y a los electores, denegarle el apoyo a su ‘amigo Vladímir'.

    En este caso, Washington lanzaría una avalancha de críticas contra Rusia, incluidas las exigencias de cerrar ante ella las puertas de la OMC, excluirla del G-8 u obligarla a que se retire desde Ucrania y Georgia. Es decir, se aplicaría con respecto a Moscú una estrategia de contención capaz de restringir, en grado considerable, su margen de maniobra en el extranjero.

    ¿Habrían creído en el Kremlin que EE.UU. iba a tragarse, así no más, la involución de las reformas en Rusia? ¡No nos engañemos! Si las relaciones entre Moscú y Washington eran buenas durante el gobierno de Clinton, no es por la personalidad de este último sino porque Rusia aspiraba en aquellas fechas al rango de nación democrática. En la década del 90 había grandes expectativas con respecto a las reformas económicas y el desarrollo de las instituciones democráticas en Rusia. EE.UU. necesitaba ver en aquella Rusia a un socio importante, fuerte y prometedor.

    Hoy en día, Rusia se va distanciando de aquella línea, lo cual, por supuesto, es un asunto estrictamente interno de este país. EE.UU. cree tener delante a un régimen impredecible y peligroso, que corta el suministro del combustible, actúa de una manera bastante agresiva y encima tiene armamento nuclear. Ello significa que Rusia vuelve a ser percibida en EE.UU. como adversario potencial.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik