17:40 GMT +319 Octubre 2017
En directo
    Noticias

    SERGEI IVANOV NO PIENSA POSTULARSE PARA LA PRESIDENCIA

    Noticias
    URL corto
    0 401

    Moscú, 9 de noviembre, RIA Novosti. El vicepresidente del Gobierno y ministro de Defensa de Rusia, Sergei Ivanov, no planea participar en la carrera presidencial de 2008, según ha expresado el jueves durante la conferencia interactiva con los lectores de Izvestia.

     

    "Ahora ni siquiera pienso en ello. Ante mí, como vicepresidente del Gobierno y ministro de Defensa de Rusia, se plantean no pocos problemas complicados referentes al desarrollo de la industria de Defensa, a la modernización de las Fuerzas Armadas y a su dotación de armas modernas", ha dicho Ivanov.

    El titular de la cartera de Defensa ha expresado su disconformidad con la tesis de que Rusia esté buscando a enemigos allí donde no los hay: en las repúblicas bálticas, Georgia, Moldavia, pero no advierte evidentes amenazas provenientes de Irán, Siria, Corea del Norte, del radicalismo islámico.

    "A diferencia, digamos, de Estados Unidos, Rusia nunca había dividido a otros Estados en amigos y enemigos, no había adscrito a ningún país al "eje del mal" ni tampoco había demonizado a países aislados ni a sus dirigentes", ha dicho Ivanov. Aunque, según el ministro, los programas nucleares de Irán y de Corea del Norte no pueden dejar de preocupar a Moscú. "Rusia desempeña una misión única de mediadora, tratando de arreglar los conflictos relacionados con estos países. No cabe olvidar que la fructífera cooperación con Irán y Siria, igual como con cualesquiera otros países, le reporta a Rusia apreciables dividendos económicos y políticos", ha subrayado el ministro.

    Según Ivanov, Rusia está estructurando las relaciones con Georgia, Moldavia y los Estados bálticos partiendo de la política que éstos aplican con respecto a Rusia. En particular, Lituania, Letonia y Estonia procuran no desaprovechar la más mínima oportunidad para referirse a Rusia como a uno de los factores que amenazan a su seguridad nacional. "Los países bálticos perciben el período soviético de su historia exclusivamente como ocupación, pretendiendo con regularidad presentarle a Rusia unas reclamaciones descabelladas. Al propio tiempo, los máximos dirigentes de dichos Estados se muestran conniventes con la veneración de los veteranos de las tropas SS, con que la comunidad rusoparlante sea tratada poco menos como personas de segunda, haciéndose pasar poco menos como baluartes de la democracia en el espacio postsoviético", destacó Ivanov.

    El ministro refutó la tesis de que Moscú haya de reconocer la independencia de Abjasia y de Osetia del Sur, porque en los recientes referéndumes los pueblos de estas repúblicas expresaron la voluntad de la soberanía nacional.

    Igual como toda la comunidad internacional, subrayó Sergei Ivanov, Rusia reconoce la integridad territorial de Georgia, aunque la mayoría de la población de las dos repúblicas independentistas arriba mencionadas son ciudadanos rusos, por quienes Rusia asume plena responsabilidad. El ministro de Defensa manifestó asimismo que Rusia no lleva el propósito de integrarse en la OTAN. "No lo necesitamos por motivos políticos ni por económicos. Creemos que tras la desintegración de la URSS y la disolución de la Organización del Pacto de Varsovia el componente militar de la OTAN perdió todo sentido. Es indudable asimismo que el mantenimiento de la seguridad internacional requiere una activa cooperación entre todos los factores de la política mundial. Precisamente con esta finalidad Rusia y la OTAN firmaron en 1997 el Acta Fundacional sobre las relaciones recíprocas, la cooperación y la seguridad", consignó Ivanov.

    Al propio tiempo, el ministro expresó la extrañeza de Moscú ante el despliegue en Europa del Este de una base del sistema antibalístico global norteamericano, destinado, según se anuncia oficialmente, a interceptar misiles balísticos iraníes. "Pero ahora Irán no dispone de misiles de esta clase, y es difícil que los vaya a tener en un futuro visible. Consideramos que el incremento del potencial militar en cercanías de las fronteras rusas no contribuirá a robustecer la seguridad europea y representa un intento de alterar la estabilidad estratégica. En lo militar tales cambios no nos intimidan. Simplemente nos obligan a considerar debidamente las nuevas condiciones externas en el desarrollo de las Fuerzas Armadas", concluyó Ivanov.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik