01:55 GMT +315 Diciembre 2017
En directo
    Noticias

    RELIGIONES

    Noticias
    URL corto
    0 10

    Inmediatamente después de haber abrazado el cristianismo en 988, el Estado ruso era monoconfesional, el ortodoxo. Pero más tarde, especialmente a partir del siglo XVI, durante el reinado de Iván el Terrible y en tres siglos posteriores, el país empezó a incorporar territorios en que se profesaban el islamismo y el budismo en el Oriente y el Sur, el catolicismo en el Occidente y el luteranismo en el Noroeste. Sin hablar ya del chamanismo y numerosos cultos tribales. Pero la fe ortodoxa siempre estaba ocupando la posición dominante.

    Al propio tiempo, tanto los pueblos unidos a Rusia como los extranjeros que llegaban para cumplir un servicio o hacer negocios, conservaban su propia fe, a la que reconocía el Estado ruso.

    Actualmente, según la Constitución de Rusia, las agrupaciones religiosas están separadas del Estado y gozan de iguales derechos. Todos los ciudadanos tienen el derecho a profesar cualquier religión o ser ateos. Entre las religiones tradicionales, en el territorio de Rusia se profesan el cristianismo (la fe ortodoxa, fundamentalmente), el islamismo y en grado menor el judaísmo y el budismo.

    Durante los últimos tiempos, en la Federación de Rusia se propagaron las más diversas doctrinas religiosas y sus representantes: los adeptos de la cienciología, el mormonismo y Krisna, son en total un centenar. La ley de 1997 "De la libertad de la conciencia y las agrupaciones religiosas" les permite funcionar libremente.

     

    La fe ortodoxa une al grueso de la población religiosa de Rusia. Desde que Rusia abrazó el cristianismo en el siglo X, la Iglesia vivía unida al poder estatal y apoyaba la idea de su santidad. Hasta el siglo XVIII los jerarcas de la Iglesia figuraban entre los allegados del zar. Pedro Primero (1672-1725) supeditó la Iglesia al Estado. Después de la Revolución de Octubre de 1917, la Iglesia fue separada definitivamente del Estado, y la escuela, de la Iglesia. Empezaron persecuciones contra las organizaciones religiosas, se cerraban templos y monasterios.

    La Gran  Guerra Patria contra el nazismo alemán (1941-1945) unió a los creyentes y los ateos. El servicio patriótico del sacerdocio ruso se expresó en la recolecta de recursos para necesidades de la defensa y la asistencia a los heridos. A partir de 1943, empezó a aplicarse una "nueva línea" en las relaciones entre la Iglesia y el poder soviético. Durante la guerra y inmediatamente después de su fin, el número de templos aumentó el 50%, se abrieron más de 100 monasterios. Pero desde 1949, la actitud hacia la Iglesia volvió a cambiarse, y hasta que en 1990 se adoptó la ley "De la libertad de conciencia" la ideología ortodoxa se censuraba como una "que siembra el pesimismo y obscurantismo".

    Actualmente, en Rusia se cuentan 12665 parroquias ortodoxas, 207 monasterios masculinos y 226 femeninos.

     

    El catolicismo nunca ha sido religión oficial en Rusia. En 1441, la Iglesia Ortodoxa Rusa refutó la posibilidad de fundirse con las ramas occidental (con centro en Roma) y la oriental (con centro en Bizancio) de la fe cristiana. A comienzos del siglo XVII, Moscú prohibió la entrada en el país para el clero latino, pero pese a esa prohibición los católicos lograron abrir varias escuelas de jesuitas en la capital. Su estancia en Rusia fue legalizada por Pedro Primero.

    Una notable propagación del catolicismo se produjo a comienzos del siglo XIX, después de anexadas a Rusia unas tierras polacas y bielorrusas. A comienzos del siglo XX, en Rusia existían sólo 5 diócesis católicas de verdad, además en territorios pertenecientes hoy día a Ucrania, Lituania y Bielorrusia. En las urbes capitalinas, Moscú y San Petersburgo,  había sólo dos parroquias católicas, las que fueron instituidas en 1789 por disposición especial de Catalina Segunda para los "franceses residentes en Rusia".

    Las estructuras jerárquicas de la Iglesia Católica Romana  dejaron de existir en Rusia a finales de los años 1920, restableciéndose el 13 de abril de 1991. A partir de 1999, en territorio de la Federación de Rusia funcionan cuatro Administraturas Apostólicas de los católicos del rito latino: en el Norte y Sur de la parte europea de Rusia y también en Siberia Occidental y Oriental. Las Administraturas en cuestión se subordinan al Vaticano. Las componen 302 comunidades (parroquias), que tienen 108 templos y capillas. Entre sus feligreses hay rusos, polacos, alemanes, lituanos, bielorrusos, ucranios, franceses, españoles,coreanos y creyentes del habla inglesa. Casi todos los sacerdotes son extranjeros.

     

    El protestantismo surgió en Rusia en el siglo XVI (los primeros protestantes eran luteranos procedentes de Alemania) y se propagó en los siglos XVIII y comienzos del XIX, cuando al país llegaron muchos colonos alemanes. Ellos fundaron sus colonias  en el Volga, el Cáucaso del Norte, Crimea, Ucrania y Besarabia. En 1819,  en San Petersburgo se instituyó el Consistorio Evangélico, transformado más tarde  en la Iglesia Luterana Evangélica. En 1909, en la propia Rusia, sin contar a Finlandia, los países del mar Báltico y Polonia, vivían más de un millón de protestantes.

    Científicos señalan que actualmente las iglesias protestantes en su mayoría se han rusificado. A la cabeza de las comunidades están, fundamentalmente, pastores rusos, pero no misionarios enviados del exterior. Según muestra la experiencia de los últimos diez años, la mayoría de los parroquianos que se identifican como alemanes, fineses, estonios o letones están abandonando Rusia. Quedan aquellos que se sienten en Rusia como en su patria, son representantes rusificados de las minorías étnicas.

     

    El islamismo es la segunda religión en Rusia en cuanto al número de quienes la profesan. En tierras rusas sus adeptos aparecieron  en los siglos VII y VIII. Como centro del islamismo en el Imperio Ruso se impuso Kazan.

    A comienzos del siglo XX, las comunidades musulmanas del país agrupaban a unos 20 millones de creyentes. Después de 1917, ellas recibieron los derechos de autonomía cultural, jurídica y judicial. Pero desde la década del 20 los musulmanes, igual que otros creyentes, fueron sometidos a represiones.

    En 1943 se fundó la Dirección Religiosa de los Musulmanes de Asia Central y Kazajstán.

    En la década del 90 surgió el movimiento de wahabitas, que se manifiestan por depurar el islamismo de las "innovaciones" y crear en el marco de Rusia un territorio islámico, en el que los creyentes vivan según las leyes del chariat, sin subordinarse a las autoridades de Rusia. Se cree que la mayor parte de los wahabitas residen en Chechenia y Daguestán. También los hay en otras repúblicas del Cáucaso del Norte y otras regiones de Rusia.

    El Centro Coordinador de los Musulmanes del Cáucaso del Norte, que agrupa a más de 2 mil comunidades, en 1999 dispuso prohibir la actividad wahabita y otra extremista en el territorio de la República de Daguestán. En 2000 una prohibición análoga se introdujo en Chechenia, pero los wahabitas siguen existiendo ilegalmente apoyados en lo financiero del exterior.

    En total, en Rusia hay unas 3,5 mil organizaciones y alrededor de 5 mil comunidades musulmanas, que se ubican en el Cáucaso del Norte, Daguestán y las provincias de Oremburgo, Tiumen, Cheliabinsk, Samara y Ulianovsk.

     

    El judaísmo llegó a ser entre los siglos VIII y IX religión oficial del Kaganato de los Khazaros, que se ubicaba en parte en territorio de la Rusia contemporánea.  Pero en la propia Rusia los grupos de población que profesaban el judaísmo surgieron sólo después de anexadas las tierras bielorrusas y lituanas entre 1772 y 1795. En 1776, a los judíos se les concedió el derecho a tener propiedad y profesar su fe. En 1791, según un decreto de Catalina Segunda se estableció una demarcación de asentamiento para los judíos: ellos podían residir sólo en Bielorrusia y Novorossia (parte Sur de Rusia y Ucrania). Las comunidades judías como tales empezaron a surgir en ciudades grandes a partir del siglo XIX.

    Después de octubre de 1917, también al judaísmo se extendieron los efectos del Decreto de la Separación de la Iglesia del Estado, y de la Escuela de la Iglesia. La mayoría de las sinagogas fueron cerradas.

    En la Rusia contemporánea, el judaísmo es reconocido oficialmente como una de las cuatro religiones tradicionales del país. En 2002, el Congreso de las Organizaciones Religiosas Judías redactó los Fundamentos de la Concepción Social del Judaísmo en Rusia. En 2003, en la Federación de Rusia se contaban unas 200 comunidades del judaísmo ortodoxo y contemporáneo (progresista).

    Según datos del último censo nacional, en Rusia viven 259 mil judíos. Es la sexta comunidad judía en el mundo, en cuanto al número de sus miembros.

     

    El budismo se difundió en Rusia en el siglo XVII, cuando al curso bajo del Volga y a Transbaikalia llegaron desde China tribus ganaderas de buriatos y calmucos. La influencia del budismo se hizo particularmente notable tras la unión a Rusia en 1914 de Tuva, con sus 22 monasterios.

    En territorio de Rusia, el budismo está representado tradicionalmente por su rama septentrional, conocida bajo el nombre de lamaísmo y difundida en Mongolia y Tibet.

    Cuando en 1917 empezaron a perseguir al clero de diversas confesiones, los lamas fueron privados de sus derechos de propiedad de terrenos, las escuelas y monasterios budistas se cerraban, los valores materiales de los templos se entregaban a museos.

    En 1922, en el XI Congreso Nacional de Budistas, que se desarrolló en Moscú, fue fundada la Dirección Religiosa Central de los Budistas. En el congreso celebrado en 1997, ésta recibió el nombre de Tradicional Sangha Budista de Rusia. Actualmente de ésta forman parte los monasterios y comunidades budistas de Buriatia, Tuva, Altai, de las ciudades siberianas de Irkutsk, Omsk y Chita, así como de San Petersburgo y Moscú y otros.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik