23:18 GMT +319 Octubre 2018
En directo
    Noticias

    NUEVO ROBO DE PIEZAS DE ARTE RELIGIOSO EN HONDURAS

    Noticias
    URL corto
    0 0 0

    TeleSUR / 06/08/2006

    A pesar de recientes medidas contra el robo de piezas religiosas en iglesias hondureñas, autoridades informaron hoy sobre una nueva sustracción.

    Elías Arita, alcalde de la comunidad de Lepaterique, unos 20 kilómetros al norte de la capital de Honduras, informó que en la madrugada del viernes fueron robadas de un templo local las imágenes del santo patrón, Santiago, y de la Inmaculada Concepción, así como un copón de oro.

    De acuerdo con versiones de los pobladores, los malhechores, aún sin identificar, penetraron en la iglesia tras forzar su puerta.

    El vicario Oswaldo Escobar explicó que las estatuillas robadas datan del siglo XVII o XVIII, aproximadamente, por lo que su valor histórico es incalculable.

    Indignados, los residentes del lugar señalaron la inacción de los agentes del orden pese a que la iglesia dista menos de 100 metros de la Jefatura Municipal de la Policía Preventiva.

    Avila demandó una investigación del robo y se quejó de la falta de policías, ya que apenas cuentan con cuatro y por lo general sólo permanecen tres para proteger a 17 mil habitantes.

    La ola de robos y tráfico de imágenes religiosas, obligó a la Iglesia Católica hondureña a adoptar nuevas estrategias para burlar a los delincuentes, afirmó el coordinador de la pastoral juvenil, padre Antonio Salinas.

    Según el religioso, las figuras originales de santos, patronos, así como otros artículos que se exhiben en los templos, comenzaron a ser sustituidos por réplicas.

    Salinas explicó que este proceso se inició desde hace unos dos años y terminará cuando se tenga la seguridad de que los frecuentes robos de estas piezas haya, al menos, disminuido.

    Por otro lado, las investigaciones advierten que la red que opera en la zona genera un comercio de imágenes religiosas con Guatemala.

    Asimismo, la Fiscalía Especial de las Etnias y el Patrimonio Cultural afirman que las piezas religiosas robadas de los templos católicos, principalmente en la zona occidental, son sacadas por puntos ciegos y comercializados en Estados Unidos y Europa.

    El precio de las figuras es cuantioso, su valor histórico hace que cada una sea bien cotizada a nivel internacional.

    Otro pequeño número de reliquias se queda en el país, en manos de coleccionistas que pese a no estar inscritos en la Ley de Patrimonio Cultural operan a nivel nacional.

    En Honduras, específicamente los departamentos occidentales de Lempira, Ocotepeque y Copán, por su rico y variado patrimonio colonial, religioso e indígena, son objeto de un constante saqueo enfilado al comercio ilícito.

    En lo que va de año se han registrado 10 asaltos a iglesias con un saldo de 35 piezas robadas, entre las que figuran utensilios de oro o plata que se utilizan en las misas, como el cáliz, vinajeras, candelabros e incensarios, muchos de la época colonial.

    Ninguna ha sido recuperada hasta ahora, aclaró la fiscal del Patrimonio, Jany del Cid.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik