En directo
    Noticias

    RUSIA-VENEZUELA: ARMAS A GRANEL

    Noticias
    URL corto
    0 210

    VEDOMOSTI. Las armas que Hugo Chávez ha comprado en Rusia triplican la suma inicial de mil millones de dólares. El presidente venezolano dice necesitarlas para la defensa de su país contra la eventual agresión norteamericana pero la mayoría de expertos cree que una invasión militar es poco probable.

     

    Durante la visita de Chávez a Rusia se acordó la entrega de armamento ruso a Venezuela por valor de US$3.000 millones. Sergey Chemezov, director general de la empresa pública Rosoboronexport que actúa como intermediaria exclusiva en la exportación de armas rusas, daba por sentado ese importe en su entrevista del martes a la cadena de televisión Rossiya. Los pedidos venezolanos superan de este modo la mitad de las ventas anuales (US$5.200 millones) realizadas por Rosoboronexport en 2005 y llegan a representar un 17% en el volumen total previsto para este año (US$17.600 millones).

    Los cazas Sukhoi-30 MK2, con todas las armas y equipos terrestres que se incluyen en el paquete, costarán a Venezuela casi US$1.500 millones; y los nuevos helicópteros Mi, otros US$250 millones. La construcción de plantas que van a producir bajo licencia rusa los fusiles Kalashnikov y las respectivas municiones supone alrededor de US$200 millones más. El importe restante, de mil millones de dólares, se va a gastar en sistemas de misiles Tor-M1, lanchas patrulleras y, probablemente, un submarino del modelo Amur, según afirma un funcionario del Ministerio de Defensa ruso.

    Chávez asegura que el embargo introducido por EE.UU. tiene por objetivo dejar a Venezuela indefensa ante la eventual agresión militar. Los expertos señalan que una agresión directa por parte de Washington es poco probable.

    Es un cuento destinado para el consumo interno en Latinoamérica porque EE.UU. no está barajando siquiera tal posibilidad, dice Ian Vásquez, del Instituto Cato.

    Fedor Lukianov, director de la revista Rusia en Política Global, también considera que una invasión como en Irak es improbable en el caso de Venezuela, a pesar de que a EE.UU. le encantaría que Chávez fuera destituido mediante un golpe de Estado.

    Venezuela no figura en la lista de países-parias, recuerda Mikhail Barabanov, experto de la revista rusa especializada en la exportación de armas. España e Israel, que son aliados de Washington, no se han negado a suministrarle a Chávez las armas por valor de centenares de millones de dólares después de la introducción del embargo estadounidense, señala él.  

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik