05:47 GMT +322 Octubre 2017
En directo
    Noticias

    MARCHARON EN VENEZUELA CONTRA ATAQUES DE ISRAEL A LÍBANO Y PALESTINA

    Noticias
    URL corto
    0 4 0 0

    TeleSUR / 20/07/2006. Al grito de "asesinos y cobardes" y con exhortaciones a un inmediato alto el fuego se efectuaron el jueves en las ciudades de Caracas y Maracaibo (oeste) marchas en repudio a los ataques militares de Israel contra Líbano y territorios palestinos.

     

    En Caracas, miles de manifestantes marcharon hacia el edificio donde funciona la embajada de Israel, en el noreste de la ciudad, custodiados por agentes de seguridad y no se informó de más incidentes que la quema de algunas banderas israelíes.

    Una funcionaria de la embajada de Israel, que se identificó como Libia Link, dijo a los periodistas que compartía "el mensaje de paz" de las marchas, lo que, sostuvo, no hacen "los grupos terroristas de Hizbulá (libanés) y Hamás (palestino), apoyados por Siria e Irán".

    Según reportó José Michelli, corresponsal de TeleSUR en Venezuela, en esa nación caribeña viven cerca de un millón de inmigrantes y descendientes de árabes.

    Tarek Waisani, musulmán de origen libanés, fue uno de los miles de manifestantes que marchó en Caracas contra el ataque y asedio de Israel a Palestina y el Líbano.

    Sus padres llegaron a Venezuela a finales de la década del sesenta huyendo de la guerra. Treinta y seis años después él quiere que su esposa e hijo vuelvan del conflicto armado iniciado por Israel.

    "Mandé a mi esposa y a mi hijo de vacaciones en junio y no han podido volver. Estuve hablando con ellos por teléfono y mientras la escuchaba, se oyó una explosión, luego no supe más de ellos hasta un día después que me enteré que todavía estaban vivos", relató Waisane.

    Por su parte, Jamil Massad es amigo de Tarek desde que son niños. También es descendiente de libaneses que huyeron de la guerra, pero a diferencia de su compañero, Jamil es católico maronita.

    En Caracas la mezquita musulmana está frente a la iglesia católica maronita, tal como conviven estas dos religiones en el Líbano, una al lado de la otra, al igual que Jamil y Tarek.

    "Él es musulmán y yo soy cristiano y esta guerra no nos va a dividir", aseguró Massad.

    Tarek Waisani y su amigo Jamil Massad son dos de los cerca de 400 mil inmigrantes y descendientes libaneses que viven en Venezuela y seguirán adorando a Alá o a Cristo para que cesen estos ataques.

    Algunos manifestantes, muchos ataviados con el pañuelo "kufiya" de los palestinos y con banderas libanesas en las manos, gritaron consignas de apoyo a Hizbulá, Hamás y a los Gobiernos de Siria e Irán, aunque la mayoría lo hizo contra los de Israel y Estados Unidos.

    La coordinadora del Foro Itinerante de Participación Popular, Hindu Anderi, explicó que la protesta no constituyó una expresión de "Israelofobia", sino de condena a las autoridades de ese país y dijo que por ello también se manifestaron judíos venezolanos.

    Los manifestantes, la mayoría de diferentes organizaciones árabes y otros populares afines al Gobierno del presidente venezolano, Hugo Chávez, también avalaron las expresiones de éste, que reiteradamente en los últimos días ha condenado a Israel y a Estados Unidos.

    Tras sostener que su Gobierno "continúa rechazando de manera categórica y firme el atropello y la agresión de la élite israelí", Chávez dicho el miércoles que Israel está perpetrando "un verdadero genocidio", además de amenazar a Siria e Irán, y lo responsabilizó de la "puñalada al corazón al proceso de paz" en Oriente Medio.

    "Israel invade el Líbano, amenaza a Siria e Irán y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas bloqueado por el antidemocrático derecho al veto de Estados Unidos", añadió Chávez y censuró que las cadenas televisivas de este último país "no hablan de invasión" y "dicen que el ejército de Israel enfrenta a terroristas".

    El vicepresidente, José Vicente Rangel, aseguró este jueves, a su vez, que "nadie puede ser neutral en este momento en el mundo; absolutamente nadie", aunque aclaró: "no ser neutral no significa que nosotros vamos a participar en este conflicto armado y bélico, porque Venezuela es un país de paz".

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik