En directo
    Noticias

    ROSNEFT Y LA JUSTICIA HOLANDESA

    Noticias
    URL corto
    0 0 0 0

    A exigencia de la compañía jurídica Covington& Burling, que representa los intereses de los titulares norteamericanos de los ADR de YUKOS, el pasado jueves, 13 de julio, el tribunal de Amsterdam resolvió congelar las operaciones con las acciones de West Kamchatka Holding BV, en propiedad de Rosneft, informó a "Vedomosti" el abogado de Covington& Burling, Thomas Jonson.

     

    La medida se mantendrá vigente hasta que la justicia estadounidense emita fallo sobre la demanda que los accionistas minoritarios de YUKOS presentaron en

    EE UU, explicó el abogado.

    En octubre de 2005, en nombre de 11 ciudadanos de EE UU, Covington& Burling presentó demanda al tribunal distrital de Columbia. Actúan en calidad de demandados Rusia, Gasprom, Gaspromneft, Rosneft, ejecutivos de estas compañías, así como funcionarios públicos rusos de alto rango. Los poseedores de ADR (recibos americanos de depósito) reclaman el pago de US$ 9 millones por daños y perjuicios.

    El jefe del departamento analítico de Brokerkreditservis, Maxim Shein, estima en 90 millones de dólares la participación de Rosneft en el capital social de West Kamchatka Holding, compañía operadora del proyecto de explotación de los yacimientos hidrocarburíferos, al oeste de Kamchatka (reservas potenciales: 900 millones de toneladas equivalentes a carbón). Rosneft posee el 60% de las acciones de la compañía y la surcoreana KNOC, el 40%.

    "No cejaremos en el esfuerzo por embargar otros activos de Rosneft en el extranjero", advierte Jonson.

    No obstante, tal perspectiva no asusta a la petrolera rusa. Rosneft actúa conforme a la legislación rusa y el fallo del tribunal holandés difícilmente afecte a la compañía, afirma su representante Nikolai Manvelov. Comparte su opinión el experto en derecho, Valeri Tutijin. "Rosneft presentará el recurso de apelación y se saldrá con la suya", espetó.     

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik