En directo
    Noticias

    CENTROS NUCLEARES INTERNACIONALES: LOS PRO Y LOS CONTRA

    Noticias
    URL corto
    0 1 0 0

    No cabe duda que entre los acuerdos alcanzados en la cumbre del G-8 destaca por su importancia la declaración ruso-norteamericana que contempla articular una red de centros internaciones de enriquecimiento de uranio. El jefe de la Agencia Federal de Energía Nuclear de Rusia (Rosatom) se apresuró a declarar que el primer centro de enriquecimiento de uranio se albergará en la ciudad siberiana de Angarsk. No obstante, es demasiado pronto afirmar que quedaron solventadas todas las dificultades que presenta el proyecto en cuestión.

     

    En primer lugar, surgirán problemas de carácter meramente tecnológico por aumentar el volumen de residuos nucleares. En el momento actual se calcula en miles de toneladas la transportación de materiales nucleares a escala mundial. Si el mundo se enfrasca en la tarea de fomentar el sector de energía atómica, también valiéndose de los centros internacionales, las operaciones de transporte se situarán en 100.000 toneladas, riesgo que merece ser tenido en cuenta.

    En segundo lugar, el proyecto de creación de centros internacionales nucleares (CIN) carece del debido ordenamiento jurídico tanto en Rusia como en otros países.

    En tercer lugar, el proyecto podría prosperar en Rusia, a condición de que se incorpore al mismo la República Islámica. De las últimas declaraciones emitidas por las autoridades iraníes se desprende que Teherán nunca abandonará los planes de enriquecimiento de uranio en el territorio nacional.

    Y, finalmente, la ampliación de las instalaciones nucleares rusas no promete nada bueno para el país. Si se reconoce a Rusia país no democrático, Moscú se vería obligado a mantener a solas tales centros. Tal contingencia es muy probable, habida cuenta de los cambios operados en la posición de EE UU sobre el programa nuclear iraní antes y después de la revolución islámica.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik