14:44 GMT +322 Octubre 2017
En directo
    Noticias

    ALTA COSTURA Y MINUSVÁLIDOS EN RUSIA

    Noticias
    URL corto
    0 7 0 0

    En Rusia funcionan decenas de miles de las organizaciones que asocian a las personas con deficiencias físicas y síquicas de distinta consideración. La organización no gubernamental "Antorcha", con sede en Moscú, se planteó el objetivo de dar solución a uno de los problemas que se revelan con especial gravedad: el de empleo.

     

    La organización se ganó la fama tras el Carnaval Internacional de Moscú, celebrado hace dos años. El jurado apreció el elevado nivel profesional de las maestras en su oficio de "Antorcha". Ellas se adjudicaron el premio principal del concurso al mejor traje de la emperatriz rusa Catalina II, se llevaron el "Pavo de Bronce" que premiaba la colección de disfraces y merecieron un sinnúmero de diplomas. La reacción de los medios de presa no se dejó de esperar. A consecuencia se multiplicaron las llamadas telefónicas con solicitudes de empleo, pero la organización no está en condiciones de ocupar a todos. Incluso entre las minusválidos se convocan concursos para cubrir las plazas vacantes. La organización puede permitirse el lujo de emplear solo a las modistas experimentadas por carecer de fondos que podrían destinarse a los programas de capacitación. Lo principal es la calidad del producto. Sólo en este caso las empresas comerciales convienen en cooperar. Se procura atender a cualquier minusválido por ser benéfica esta organización. Existe la tradición de regalar vestidos lujosos a las huérfanas. Cada uno se siente orgulloso de los resultados de su esfuerzo laboral y comparte la alegría de las niñas que recibieron bellos regalos. Está al frente del taller de costura Natalia Krivenkova, discapacitada física. En el taller trabajan 25 mujeres minusválidas que crean prendas realmente únicas en su género.

    Es una empresa nada fácil montar un negocio de ciclo completo. Se logró alquilar un local para las cortadoras en la parte céntrica de Moscú. Por fortuna, la renta es relativamente baja. Las piezas cortadas se transportan a las costureras que trabajan a domicilio. Pero no siempre se consigue vender todas las prendas.

    "Los propietarios de salones artísticos no son sino granujas - se queja Natalia-. Quieren comprar todo lo que lanzamos, pero a precio de bagatela. Ven en discapacitados la mano de obra barata y se aprovechan de ello."

    Ekaterina Stashkova se graduó en la Universidad de Artes Plásticas de San Petersburgo y en Moscú cursó estudios en el Instituto de Ingenieros Civiles. La desgracia no se ha dejado esperar. Se enfermó y soportó once intervenciones quirúrgicas.

    "Hace 20 años los médicos me condenaron a muerte. Pero les dije ‘no'. Están en el error los que creen que los minusválidos quieren contentarse con el subsidio que cobran -dice Ekaterina-. Trabajamos mejor que los sanos. Lo único que reclamamos es la oportunidad de trabajar y de ganarse al pan."

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik